LAS PALMAS - REAL MADRID: JORNADA 30 DE LIGA

Otra tarde negra de Benzema: falló cuatro ocasiones claras y sólo marcó de penalti

Benzema
Benzema, en una de las ocasiones que falló ante Chichizola. (AFP)

Karim Benzema anotó su sexto gol en Liga en la presente temporada, pero volvió a suspender el examen del ‘9’ frente a Las Palmas. El delantero volvió a gozar de la confianza de Zinedine Zidane, que contó con él desde el inicio, formando en este caso pareja en la delantera con Gareth Bale, pero su nivel rematador estuvo muy lejos de ser el deseado a pesar de anotar el 0-2 de penalti y colaborar así a la victoria de su equipo.

Precisamente el penalti fue la única acción en la que Benzema sumó un detalle verdaderamente ponderable en el encuentro frente a Las Palmas. El francés recogió el testigo de Cristiano Ronaldo como lanzador y convirtió la pena máxima de forma magistral, poniendo el balón en la cepa del poste, imposibilitando que la estirada de Chichizola fuera efectiva. Minutos antes había fallado su primera ocasión del partido, con un remate complicado pero en el que no buscó más que el centro de la portería, y lo peor, no sería el último de un nuevo choque en el que encontró un muro de cara a portería.

En el ámbito técnico, Benzema tampoco se mostró la precisión que requeriría una defensa a ultranza de sus cualidades. El ariete falló toques aparentemente sencillos en tres cuartos de campo, en los apoyos que acostumbra hacer casi en cada acción, pero de los que su equipo no salió beneficiado, a excepción de una jugada, iniciada por él, en la que Asensio no pudo marcar por escasos centímetros.

Sin embargo, fue de cara a portería donde Benzema volvió a dejar motivos para la crítica e incluso para la incredulidad. Dos acciones claras de gol fueron marradas por el francés, que en la primera de ellas cedió a Gareth Bale para que este anotara, pero lo hizo con fuerza excesiva y forzando a su compañero a rematar haciendo un escorzo que imposibilito la conversión. Escasos minutos después, Lucas salió triunfador de una internada por banda derecha, pero su pase al área pequeña no fue transformado por Benzema, que remató al muñeco.

Ya en la última del partido, el francés desperdició una nueva ocasión tras un envío en profundidad de Bale que no se completó con un control óptimo de Benzema, quien vio como el penalti anotado no escondía una nueva actuación de desacierto extremo de cara a gol.

Lo último en Deportes