El tenista español alertó de su dolencia en el pie

Nadal: «Tengo el escafoides partido por la mitad, la lesión no tiene solución»

Rafa Nadal compareció después de su victoria en segunda ronda del Open de Australia ante Yannick Hanfmann e hizo saltar las alarmas al hablar de su lesión en el pie

Nadal y el secreto de su éxito: «No soy un hombre de gimnasio»

Nadal sigue imparable y ya está en tercera ronda de Australia

Cuándo juega Rafa Nadal y dónde ver el partido contra Khachanov del Open de Australia

Nadal escafoides
Rafael Nadal, en un partido del Open de Australia. (Getty)

Rafael Nadal compareció ante los medios de comunicación en la rueda de prensa posterior a su victoria ante Yannick Hanfmann, en segunda ronda del Open de Australia. El tenista español se mostró precavido para los próximos compromisos en el torneo e hizo saltar alguna alarma al hablar de su lesión en el pie.

«Sabíamos que era un partido un pelín trampa, que hay días en los que hay que ganar y más en la situación en la que estamos. Todos los partidos son difíciles. El ranking de Hanfmann decía que no, pero el juego dice que sí. A nivel de dificultad ha sido más complicado hoy que con Giron. Son duelos incómodos que hay que ganarlos. Claro que tengo que hacer las cosas mejor si quiero aspirar a hacer algo aquí. Tampoco me voy a volver loco con la exigencia, no confío en que las cosas vayan a ser perfectas. Lo que quiero es ser competitivo», afirmó sobre el partido frente a Hanfmann.

Pese a que el partido estaba a punto de empezar, Nadal vislumbraba un duelo ante Khachanov en tercera ronda. «Me va a venir un rival de mucha entidad si todo va como parece y tengo que estar preparado. Lo que celebro es que estoy otra vez compitiendo más o menos bien. En los dos primeros partidos no he perdido el saque».

En el análisis del partido, Rafa fue metódico pero también optimista. «A mi modo de ver el primer set ha sido muy duro. Hay que ver el vaso medio lleno porque hay muchas cosas que merecen que lo veamos así. Sé que no estoy aún cerca de mi máximo, pero el viernes voy a estar en pista y poco a poco espero ir moviéndome mejor y encontrando mis posiciones y mis automatismos en pista. Entender cuándo tengo que pegar unos golpes y cuándo tengo que pegar otros».

Nadal nota el paso de los días en Melbourne, donde ha conseguido una adaptación óptima. «El primer día que llegué a Melbourne entrené fantástico. Lo que he mejorado es que he jugado y he ganado los cinco partidos. Tengo un título y eso siempre te da un poquito de tranquilidad. He entrenado aquí casi tres semanas con jugadores del circuito, de primer nivel, y lo he podido hacer. Es el camino a seguir».

De todas las declaraciones de Nadal, sin embargo, las que más impactaron fueron las relacionadas con su lesión en el pie. «Con el escafoides partido por la mitad es difícil que la lesión esté olvidada. Esto es una verdad como un templo y no va a estar olvidada por el resto de mi vida. Lo demás es engañaros a vosotros y engañarme a mí. Tengo un problema que no tiene solución ahí debajo. Otra cosa es que me pueda dejar competir con más o menos garantías y eso es lo que estamos intentando. Es demasiado poco bagaje para tener una conclusión clara».

«Con lo que tengo ahí abajo no espero que las condiciones para el resto de mi carrera vayan a ser perfectas pero sí que confío en que de manera continuada me dejé desarrollar mi actividad profesional. Eso es lo que firmaría yo para encarar el futuro con un poquito de positivismo. Lo que no voy a hacer es jugar sin tener opciones absolutamente de nada o para que sea un sufrimiento extremo. Sufrimiento con opciones siempre va a valer la pea. Si el sufrimiento es sin opciones para conseguir los objetivos, pues pierde el sentido», avisaba el español.

«Juego porque me hace feliz y porque me motivan los retos. Si llega un momento que el dolor supera todo lo demás, y te quita la ilusión de lograr los objetivos, es el momento de pensar en otras cosas. Ahora mismo no estoy en esa línea porque he vuelto con muchísima ilusión después de muchos meses sin poder hacer lo que hacía y confío en que así siga. Tengo que estar preparado para aceptar lo que pueda ir viniendo en esta vida. No soy muy de pensar en negativo, soy una persona positiva en general e intento ver las cosas pensando que van a ir a mejor», finalizó Rafa.

Lo último en Deportes

Últimas noticias