El balear competirá por su tercer Grand Slam del año

Nadal: «Realmente no sé cómo llego a Wimbledon»

Rafa Nadal mostró sus impresiones antes de su estreno en Wimbledon, donde busca su tercer Grand Slam del año

Sorteo incómodo para Nadal en Wimbledon y a Alcaraz le cae el ‘coco’ Djokovic en cuartos

Rafa Nadal Wimbledon
nadalwimble

Rafael Nadal sigue acumulando sensaciones positivas de cara a Wimbledon y confirma el secreto a voces: estará en el cuadro final y luchará por ganar el tercer Grand Slam de la temporada porque su pie ha respondido bien. En las últimas declaraciones antes de su estreno en el torneo, que será el martes ante el argentino Cerundolo, Rafa aseguró que no ha tenido ningún día muy malo con el pie y que, en general, está contento con los test antes de medirse a los mejores en el All England Club.

«Estoy disfrutando de jugar en hierba tres años después», dijo Nadal, que vuelve a Wimbledon después de tres años de ausencia. «Si estoy aquí es porque las cosas van bien, si no, no estaría. Estoy contento», confirmó.

«No sé cómo llego realmente, es difícil de predecir. Es el torneo probablemente más difícil de predecir. Es una superficie complicada en la que necesitas pasar días en ella. No he jugado nada en tres años, esto lo hace extra complicado. La memoria es importante, la memoria que tienes más reciente ayuda sobre la superficie. Dentro de lo que cabe ha sido una semana lógica, con momentos mejores y momentos peores, claramente en una línea ascendente», afirmaba el campeón de 22 Grand Slam, entre ellos dos Wimbledon.

Seis entrenamientos después, Nadal es optimista y ha sabido adaptarse a su realidad.  «He entrenado bastante. Ayer hice un desastre de entreno, me levanté con los ojos cansados, pero luego jugué bien. Hoy también he entrenado bien. Lo más importante es que los momentos malos en pista cada vez sean más cortos. Los partidos me han ido bastante bien, he entrenado con gente exigente. Confío en llegar competitivo», matizó el balear.

«Puedo caminar normal todos los días, cuando me despierto no tengo ese dolor que tuve durante un año y medio. En entrenamiento en general he estado mejor. En las últimas semanas no he tenido un día de estos que me duele terrible. En general, soy positivo», tranquilizaba con sus palabras Rafa.

«El pasado es el paso y el deporte y la vida pasan muy rápido. No soy muy de pensar en lo que has conseguido, es algo que ha pasado, que va a estar en mi museo durante el resto de mi vida, me hace estar orgulloso de ello. Los seis primeros meses no han sido fáciles incluso con todo lo que he conseguido por el pie. No diría que es un drama, hay otra cosas peores en la vida, aquí solo estamos jugando al tenis. Ha sido duro entrar en pista con dolor y no saber si iba a poder terminar el entrenamiento o el partido», comentó, sincero, Nadal.

Las condiciones en Wimbledon son diferentes a cualquier otro torneo, también en lo tenístico, y así lo valoró Nadal. «La bola es muy pesada, es una bola distinta a la que estamos acostumbrados. Estos años es un poco más hueca que hace diez años. La tendencia es jugar con bolas más pinchadas. A mí me parece un error desde el punto de vista tenístico. Se juegan todos los puntos iguales. Lo que no me gusta del cambio de tendencia es que se repiten demasiado los puntos. La gente le pega desde cualquier lugar porque no hay sensación de fallo. Aquí esta sensación se multiplica».

«Con una bola tan pesada es importante moverte bien, poder colocarte bien. Después es una pista que no te da para pensar mucho, cuando te viene la bola tienes que pegar con determinación, si piensas mucho te atacan o cometes errores. Eso te lo da los automatismos y la confianza», finalizó un Rafa prudente, pero confiado en hacer un buen papel en Wimbledon.

Lo último en Deportes

Últimas noticias