Las bajas de Auger-Aliassime, Berrettini y Cilic limpian su cuadro hacia la final

Nadal se queda sin rivales en Wimbledon

Rafael Nadal ha visto como muchos de sus rivales potenciales en Wimbledon dicen adiós al cuadro a las primeras de cambio o incluso antes

Nadal esquiva la trampa de Cerúndolo y debuta con victoria en Wimbledon

Nadal: "Por mis circunstancias, la victoria es lo más importante"

La guía más completa para no perderte nada de Wimbledon 2022

Nadal Wimbledon
Nadal pide perdón tras un punto. (Getty)

El sorteo del cuadro final de Wimbledon deparó, el pasado viernes, un duro camino para Rafa Nadal en busca de la gloria en el All England Club. Las condiciones en las que llegaba el manacorí –dudas con el pie, tres años de inactividad en hierba…– no eran las mejores para presentar candidatura al título, pero el azar sin duda lo había puesto un poco más complicado. Una ronda después y debut mediante ante Cerúndolo en el que Rafa despejó algunas dudas, pero no otras, la realidad es que las noticias en cuanto a sus potenciales rivales no pueden ser más positivas.

El pasado viernes, a Nadal se le dibujaba un camino potencial en el que, tras superar a Cerúndolo, debía enfrentarse por probabilidad, que no certeza, a Sam Querrey, Lorenzo Sonego, Marin Cilic, Felix Auger-Aliassime y Matteo Berrettini hasta una hipotética final, cómo no, con Novak Djokovic. Estas cábalas quedan rotas en pedazos después de los dos primeros días de competición y la disputa íntegra de la primera ronda. A Rafa, después de todo ello, sólo le quedan dos rivales de los que se preveía con anterioridad.

El contrincante de Rafa en segunda ronda no será Sam Querrey, veterano especialista en hierba y pista rápida, porque fue derrotado en tres sets (6-4, 7-5, 6-3) por otro clásico del segundo nivel competitivo, Ricardas Berankis. El lituano será el que se mida a Nadal este jueves en el All England Club, antes de que el español, si vence, cierre la primera semana ante Lorenzo Sonego, el último superviviente del camino previsto inicialmente para Rafa, siempre y cuando supere su compromiso de segunda ronda frente al menudo Hugo Gaston.

Así las cosas, Nadal podría pasar a una segunda semana en el que el que los émulos del principio, a excepción de Djokovic, ya no existen. Marin Cilic, favorito para llegar a los octavos de final, tuvo que tirar la toalla de manera obligada antes de competir en primera ronda porque el coronavirus llamó a su puerta. Lo mismo le sucedería a Matteo Berrettini, actual campeón de Queen’s y vigente finalista de Wimbledon. También la Covid-19. En su lugar, como nuevo favorito a semis está otro crack como Stefanos Tsitsipas, al que los expertos entendieron en su momento como algo menos candidato que el martillo italiano.

Auger-Aliassime también cae

Sin embargo, la caída más sorprendente en el camino potencial de Nadal fue la de su teórica parada en cuartos de final. Felix Auger-Aliassime cerraba la segunda jornada de competición preso de sus errores ante un rara avis en el mundo actual del tenis. Maxime Cressy, tenista que ha decidido mantener el estilo en extinción del saque-volea, sacó del cuadro al canadiense y con él a un jugador que se le ha atragantado a Nadal en los últimos tiempos, véase la derrota en Hurlingham y el encuentro a cinco sets en Roland Garros, siendo el rival más duro para Rafa –con permiso de Zverev– en la conquista de la Decimocuarta.

Queda mucho, muchísimo para ver a Nadal en la final y para ello lo primero que debe hacer el manacorense es confirmarse en una hierba sobre la que aún no ha podido desplegar su mejor juego. Sin embargo, la esperada final con Novak Djokovic es hoy un poco más probable que ayer por la desbandada de favoritos de un cuadro potencial de Rafa que ha pasado a ser un laberinto de trampas a algo mucho más asequible para el campeón de 2008 y 2010.

Lo último en Deportes

Últimas noticias