Wimbledon 2019

Nadal desarma a Querrey y se cita con Federer en la semifinal de Wimbledon

Nadal desarma a Querrey y se cita con Federer en la semifinal de Wimbledon
Nadal-celebra-uno-de-los-puntos-ante-Sam-Querrey-en-Wimbledon-(Getty)

Rafa Nadal logró el billete a la semifinal de Wimbledon tras imponerse en tres sets al norteamericano Sam Querrey. El bicampeón de Wimbledon se citará este viernes con Roger Federer, a las puertas de la final. Roberto Bautista y Novak Djokovic disputarán la otra semifinal del Grand Slam inglés

Rafa Nadal logró el billete para la semifinal de Wimbledon por séptima vez en su carrera tras imponerse a Sam Querrey (7-5, 6-2 y 6-2) y citarse a las puertas de la final con Roger Federer (4-6, 6-1, 6-4 y 6-4 ante Nishikori) el próximo viernes. El español neutralizó los 22 saques directos conectados por el cañonero norteamericano y le ganó hasta en seis ocasiones su saque -sólo había cedido uno en cuatro partidos- para seguir haciendo valer su candidatura a conquistar por tercera vez la copa en Wimbledon.

Sam Querrey es el rival de menor ranking (65) con el que se topaba Rafa Nadal en unos cuartos de final de Grand Slam. Pero el dato no era tranquilizador para el mallorquín, pues también es cierto que con esta es la tercera vez que el americano se cuela entre los ocho mejores de Wimbledon en las últimas cuatro ediciones. Y si hablamos de los 100 aces que había conectado antes de citarse en la pista 1 del All England Club, nos hacemos una idea más clara de la exigencia a la que se exponía el pupilo de Francis Roig.

No tardó en demostrar que su arma salía bien calibrada y con dos aces en el primer juego, Querrey aprovechaba para tomar la iniciativa. Pero Nadal hizo gala de un servicio que ha mejorado mucho en estas semanas y se apuntó con juego en blanco su primer turno al saque. Después, aprovechó la primera bola de break y con otro juego en blanco ponía el 3-1 en el marcador. El de Las Vegas seguía sumando saques directos a su haber sin inmutar a un Nadal, consciente de llevar los deberes bien hechos.

Pero si Nadal demostró templanza, no menos Sam Querrey, que esperó su momento para igualar la contienda tras haber levantado cuatro bolas de set y aprovechar la segunda bola de break para poner el 5-5. Una situación que no bloqueó a Nadal, el manacorí peleó hasta romper el servicio a la cuarta oportunidad, un punto celebrado a lo grande. Y es que hacerle break al gigante americano es toda una gesta y en qué momento (6-5). Querrey presionó y llegó a contar con tres bolas para llegar al tiebreak, pero Nadal lo evitó: con un saque abierto provocó el error al resto de su rival y se hizo con la primera manga 7-5 en casi una hora de juego.

A por el siguiente asalto

Tras una hora de partido, Nadal había logrado que los 14 aces conectados por Querrey quedaran en una mera anécdota. Empezaba un nuevo asalto. La lectura era la misma: paciencia, presionar con el segundo servicio, poner la bola en juego siempre que se pudiera y serenidad al saque. Así hizo y así logró ponerse con ventaja de un break en el tercer juego (2-1) tras pillar a contrapié al americano y hacerle una dejada.

El de Manacor levantó dos bolas que hubieran supuesto el 3-3 y logró un nuevo break para ponerse 5-2 y servicio. Toda un bolsa de oxígeno para el bicampeón de Wimbledon, que ya oteaba el billete a la semifinal. Con los dos en la red a escasos centímetros, Nadal ponía el definitivo 6-2 en una manga en la que hizo un saque directo más, 4, que su oponente. 

Ya esperaba Roger Federer a su próximo rival tras remontar su duelo ante Nishikori, pero a Nadal le quedaba ganar aún un set. Corrió para alcanzar una dejada del americano y le engañó completamente, punto que suponía el 1-0 con el servicio de Querrey. Las sensaciones no podían ser mejores para el español y con una derecha a la línea consolidaba el break para poner el 2-0. Una renta que haría aún mayor con una nueva rotura (4-1) con un passing ganador con su sello personal. Tras algo más de dos horas de partido, Nadal cerraba el encuentro con una derecha ganadora que suponía el definitivo 7-5, 6-2 y 6-2 en el marcador.

El español lograba así el billete a la semifinal de Wimbledon por séptima vez en su carrera para citarse con el helvético, protagonistas de tardes míticas en el Grand Slam inglés, la última hace once años. La otra semifinal de este viernes la protagonizarán Roberto Bautista y Novak Djokovic, lo que permite soñar con una final española en la hierba londinense.

Lo último en Deportes