Se impuso en tres sets (7-6(6), 6-4, 6-1)

Nadal derriba el muro de Berrettini para entrar en la final del US Open

Rafael Nadal se clasificó para la final del US Open 2019 después de derrotar a Matteo Berrettini en un gran encuentro en el que se impuso en tres sets. Daniil Medvedev será el rival del tenista español en el encuentro por el título.

Nadal
Rafael Nadal celebra un punto en el US Open. (Getty)

El gran favorito al título ya está en la final del US Open. Rafael Nadal cumplió con los pronósticos en la segunda semifinal masculina de la Arthur Ashe y superó, no sin dificultades, a un aguerrido Matteo Berrettini (7-6(6), 6-4, 6-1) en un choque de ritmo frenético en el que la derecha y la movilidad del número dos del mundo hicieron imposible la machada para un debutante en estas lides como el italiano. Nadal volvió a conquistar al público de Nueva York y jugará por el que sería su cuarto título en Flushing Meadows. La experiencia es un grado en estos casos y el domingo a partir de las 22:00 horas, Rafael contará con ella a su favor para medirse a Daniil Medvedev en la que será su 27ª final de Grand Slam.

Después de superar a Millman, Kokkinakis –por w.o–, Chung, Cilic y Schwartzman en uno de los cuadros de Grand Slam más asequibles que se le recuerdan, Rafa se citaba con otro tenista ajeno al top 10, pero que si continúa con la progresión mostrada, permanecerá algo más que unas semanas como miembro de privilegio de este selecto grupo. Matteo Berrettini se estrenaba en una penúltima ronda del US Open haciendo gala del desparpajo y sobre todo, la potencia que le caracterizan. Sus bombas de saque y derecha ya resultan temibles en el circuito y Nadal, en el primer enfrentamiento entre ambos, pudo comprobarlo.

Porque Rafa, notable en el juego punto a punto, no pudo alcanzar el aprobado en uno de los planos más decisivos del tenis: las pelotas de break. Una y otra vez pudo llevar el manacorense al límite a su rival, pero las siete oportunidades cosechadas en el primer set se fueron al limbo por desacierto o acierto de Berrettini.

Así las cosas y con Rafa en versión infranqueable –un día más– al servicio, el tie break tendría que decidir al ganador de la primera manga. Matteo se soltó el cabello hasta colocarse primero 4-0 y más tarde 6-4, pero los nervios, que ya estuvieron a punto de jugarle una mala pasada en cuartos con Monfils, le condenaron con Rafa primero como superviviente y más tarde como villano que celebraba con un grito ineludible la conquista del primer set.

Nadal pisa el acelerador

Lejos de considerarse derrotado, Berrettini siguió confiando en su brazo derecho como si el martillo de Thor se tratase. El primer set se había ido por encima de la hora de juego, algo que no le beneficiaba, pero Matteo sumaba sus juegos también en el segundo set hasta el séptimo, en el que Rafa por fin pudo descifrar el acertijo que derivaba en una rotura de servicio suficiente para hacerse también con la segunda manga del choque. Esta vez no al límite, pero sí trabajado con sudor y sufrimiento, Nadal se quedaba a un set de la final en Nueva York. 

La desesperación comenzaba a llegar a Berrettini en una maniobra contraria a lo que sucedía al otro lado de la pista. Absolutamente impasible, Nadal continuaba con el guión del partido en sus manos y sin dar opción al servicio a un rival que sin darse cuenta, se convertía en vulnerable volviendo a ceder el suyo. La ventaja, atendiendo a los precedentes del choque, podía considerarse suficiente para completar la victoria de Rafa y el paso de los minutos no hizo sino confirmar una teoría que, completando a la práctica y sumando un nuevo break en modo exhibición, convierte a Rafael Nadal en finalista del US Open y gran candidato a conquistar su cuarta corona en este 2019.

Lo último en Deportes

Últimas noticias