Maradona ya descansa en paz

El multitudinario homenaje a Maradona acabó en caos y disturbios en Buenos Aires

Cientos de miles de personas dieron el último adiós a Diego Armando Maradona que ya yace en el cementerio Bella Vista

La despedida del '10' en la Casa Rosada estuvo marcada por los incidentes y las cargas policiales

El día 1 después de Diego fue un resumen perfecto de la vida de Maradona: belleza y desfase. Más de un millón de personas despidieron al mejor de la historia en la Casa Rosada en una jornada que arrancó y terminó con incidentes y cargas policiales entre fanáticos y policías. Después de ser velado durante más de 11 horas en la sede del ejecutivo argentino, Maradona fue trasladado al cementerio de Bella Vista donde el mito ya descansa para la eternidad.

El velatorio de Maradona comenzó a las 6.00 horas de la mañana en Argentina (10.00 en España) y para esa hora ya había miles de argentinos haciendo una cola kilométrica con el objetivo de presentar su respetos a un Maradona que ocupaba el salón principal de la Casa Rosada, la sede del Gobierno argentino que se engalanó para despedir a una de las personas más influyentes de la historia del país. Para llegar a tal emplazamiento, su cuerpo sin vida recorrió las principales calles de Buenos Aires, entre ellos el barrio de La Paternal, lugar entrañable donde tiene la sede Argentinos Juniors, su primer equipo en Argentina. Probablemente la entidad en la que vivió los años más felices el eterno ’10’.

Este traslado ocurrió en la madrugada del miércoles al jueves y para esas horas ya había gente agolpada en las calles intentando tocar el coche fúnebre en pleno gesto de cortesía hacía el mito. Tras esquivar a miles de seguidores, el ataúd de Maradona fue ubicado en la sede del ejecutivo y ahí comenzó el peregrinaje de cientos de miles de aficionados que acudieron a rendir pleitesía al héroe del país. En un principio, la intención es que el  velatorio durara alrededor de 24 horas, pero por petición expresa de Claudia Villafañe, primera mujer de Diego, y el resto de la familia, todo finalizó a las 17.00 horas de Argentina. Esta previsto que todo acabara a las 16.00, pero la familia tuvo que recular por las protestas y cargas policiales que se originaron cuando se cerraron las puertas a las 14.00. Y acabó siendo peor el remedio que la enfermedad.

Cargas policiales y asalto de la Casa Rosada

La despedida de Maradona arrancó con cargas policiales a primera hora de la mañana y terminó de la misma forma: con enfrentamientos entre policía y seguidores que se saldó con varios detenidos y heridos. Tras unas primeras horas de incertidumbre, reinó la calma en los alrededores de la casa rosada hasta que a las 14.00 horas se cortó la fila de acceso con el objetivo de poner fin al velatorio dos horas después. Y ahí comenzaron las cargas policiales con el objetivo de dispersar a los miles de devotos que se iban a quedar sin despedir a su ídolo.

Estas cargas desembocaron en detenidos y heridos en unas imágenes deleznables que eran producto de una sociedad hastiada por la situación económica que con la muerte de Maradona tuvo la excusa perfecta para hacer reinar el caos en Buenos Aires. Mientras tanto, los últimos hinchas que habían pasado el corte hacían cola para dar el último adiós a su héroe en los últimos compases del velatorio más famoso de la historia de argentina que también estuvo manchado por la publicación de una fotografía del cadáver del ’10’. Lógicamente, el trabajador de la funeraria que tomó la instantánea fue despedido ipso facto.

En un principio estaba previsto que el velatorio acabara a las 16 horas, pero tuvo que cerrar una hora antes ante el descontrol existente en los alrededores de la Casa Rosada. Incluso una padre junto a su hijo intentó saltar la valla para acceder a la sede del ejecutivo, donde la policía se encontraba agolpada. Estaba previsto que a las 17 horas partiera el coche fúnebre de Maradona rumbo al cementerio pero dos horas antes la incógnita era saber si el coche se podría hacer paso ante la multitud. Todas estas protestas, hicieron recular a la familia y por ello se extendió el velatorio hasta las 19.00. Tres horas más que desembocaron en un asalto a la Casa Rosada que obligó a volver a frenar el velatorio. Incluso guardaron el féretro ante el temor a que los seguidores se lo llevaran. Así que al final hubo que abortar misión.

Camino hacia el cementerio Bella Vista

A las 17.00 hora local, y ante la situación, tanto la familia como las fuerzas de seguridad decidieron poner fin al velatorio y acto seguido se procedería al cortejo fúnebre de Diego Maradona. Todo ello con cientos de miles de personas en las calles de Buenos Aires que escoltaron con motos el coche que portaba el cuerpo sin vida del ’10’. Cientos de miles de argentinos quisieron dar el último adiós a un Diego Maradona camino del cementerio de Bella Vista, donde también están enterrados Don Diego y Doña Tota, sus padres. Dios ya descansa en paz.

Lo último en Deportes

Últimas noticias