Wimbledon

El mejor partido de la historia: así fue la épica victoria de Nadal contra Federer en la final de 2008

Rafa Nadal y Roger Federer se citan este viernes en Wimbledon once años después. Su último duelo sobre la hierba londinense, la final de 2008, es uno de los mejores partidos de la historia. "La victoria más emocionante de mi carrera", en palabras del de Manacor. Puntos imposibles, parones por la lluvia, épica y un Nadal desatado que escaló los palcos hasta poder saludar a los entonces Príncipes de Asturias.

Rafa Nadal y Roger Federer vuelven a citarse en el All England Club. El reencuentro ha tardado once años en llegar. Una buena ocasión para recordar aquel último duelo con estas dos leyendas vivas del tenis en la hierba londinense: la final del Grand Slam inglés de 2008. "El partido más grande que haya visto nunca", en palabras de John Mc Enroe. "La victoria más emocionante de mi carrera", en boca del de Manacor. Un duelo épico que dio un nuevo campeón español en Wimbledon.

"¿Dónde estabas tú aquel 6 de julio de 2008?". Como en otros acontecimientos en diversos ámbitos, hay días que se quedan grabados en la memoria así como donde se vivieron. Aquel domingo de verano de hace once años, Roger Federer y Rafa Nadal protagonizaron la final de Wimbledon por tercer año consecutivo. Las dos anteriores habían caído a favor del entonces número uno, el suizo. Pero la historia iba a cambiar. El de Manacor fue protagonista una vez más en otro partido épico para que la central del All England Club volviera a ser testigo de la victoria de un español 42 años después del triunfo de Manolo Santana. Y con permiso de Conchita Martínez, que había conquistado la catedral del tenis en 1994.

El encuentro duró 4 horas y 48 minutos, pero se prolongó durante toda la tarde debido a varios parones por la lluvia para darle más dramatismo a la escena. Empezó a las 14:36 y no fue hasta las 21:16 cuando el suizo erró de derecha y terminó cediendo el encuentro 6-4, 6-4, 6-7 (5), 6-7 (8) y 9-7.

Las cosas empezaron bien para el de Manacor, que se apuntó las dos primeras mangas por idéntico 6-4. En el tercer set, con 5-4 para Nadal y saque del suizo se dio el primer parón por la lluvia. Jugadores al vestuario. "No Natali, ahora no era el mejor momento para hacer llover", le dijo el balear a Toni Nadal, recordando cómo tiempo atrás – de niño- su tío le hacía creer que podía hacer llover en momentos clave para favorecer a su sobrino.

El juego se reanudó y Federer logró llevar el set a la muerte súbita donde su servicio fue fundamental para apuntarse su primer set en la final. También en el tiebreak se resolvió el cuarto set y otra vez a favor del de Basilea. Federer levantó dos bolas de partido para dejar en tablas el encuentro con dos sets para cada uno. Nos íbamos al quinto set y con 2-2 y 40-40 en el marcador otra vez parón por la lluvia.

Lección aprendida

"Tranquilo, Toni. No voy a perder, puede que él me gane pero no voy a perder", le dijo Rafa a su tío en el vestuario, según relata el propio Toni en su libro Todo se puede entrenar. Las dos derrotas anteriores sobre el pasto londinense ante Federer le hicieron estar preparado para ese momento. Nadal aguantó estoicamente la presión para llegar al 7-7 y lograr después el break. El de Basilea, entonces pentacampeón del torneo, estrelló una derecha con la red y el punto fue definitivo para que Nadal se llevara el encuentro en cinco mangas (6-4, 6-4, 6-7 (5), 6-7 (8) y 9-7).

El mejor partido de la historia: así fue la épica victoria de Nadal contra Federer en la final de 2008

Aquel joven de 22 años, pelo largo, camiseta sin mangas y eterno luchador acababa de conseguir su primer título en Wimbledon. Se tiró al suelo, saludó a su rival, fue a celebrarlo con su familia y no dudó en escalar los palcos para saludar, con la bandera de España en la mano, a los entonces Príncipes de Asturias. Una de las imágenes únicas en la historia del Grand Slam inglés. El mallorquín daba un nuevo éxito al deporte español apenas una semana después de la victoria de la selección en la Eurocopa.

Ahora, once años después, Nadal y Federer se citan de nuevo en el All England Club, en esta ocasión con el billete a la final en juego. Una oportunidad más para vivir otro nuevo capítulo de una lucha eterna entre estos dos genios.

Lo último en Deportes

Últimas noticias