En dos jornadas, sólo ha habido tres victorias en casa

Jugar sin público pasa factura a los equipos locales de la Bundesliga

La ausencia de público se hace notar en exceso en la Bundesliga. Sólo tres de los equipos que han ejercido como locales en las dos jornadas disputadas, han conseguido ganar sus partidos. Las victorias en casa han caído del 43% antes del parón, al 16% actual

El Leverkusen celebra un gol en su victoria en el estadio del Gladbach (AFP).
El Leverkusen celebra un gol en su victoria en el estadio del Gladbach (AFP).

Lo más característico de la vuelta del fútbol tras el parón por el coronavirus es la ausencia de aficionados en los estadios. La falta de público en las gradas nos deja una imagen desangelada de cada partido y eso es algo que se nota sobre el césped. En la Bundesliga, después de disputarse las dos primeras jornadas, ya empieza a pasar factura a los locales el hecho de no sentirse arropados por los suyos. Sólo en tres de los 18 encuentros disputados hasta la fecha tras la reanudación de la liga, el equipo que jugaba en casa se ha hecho con la victoria.

De los tres partidos en los que han ganado los equipos locales, dos corresponden a los de los dos grandes, Bayern de Múnich y Borussia Dortmund, mientras que el Hertha Berlín es el otro equipo que ha logrado ganar en casa. Los efectos de jugar a puerta cerrada se empiezan a notar y los datos son, por el momento, demoledores.

Durante las primeras semanas del regreso del fútbol está quedando demostrada la importancia que tiene jugar con público. La ventaja de jugar en casa, contando con el aliento de la afición, era evidente, sin embargo los clubes deberán acostumbrarse a hacerlo sin ello. Por el momento está costando, pues los números que se han dado hasta la fecha revelan que ese factor campo se ha perdido por completo.

Algunos equipos ya trabajan en las formas de hacer que esa ausencia de público se note menos, como el Borussia Monchengladbach, que instaló aficionados de cartón en un sector de su grada, pero por el momento es inútil. Sólo hace falta comparar los datos actuales con los de antes de la pandemia para darse cuenta de la incidencia directa que tiene para los clubes de la Bundesliga el presentar los estadios vacíos.

Antes del parón, se habían disputado un total de 224 partidos en la primera división alemana. En 97 de ellos, el equipo que ejercía como local se llevó los tres puntos. Cerca de la mitad de los partidos disputados (un 43,3%) eran ganados por los equipos de casa. Sin embargo, en las dos jornadas jugadas a puerta cerrada, el porcentaje disminuye hasta el 16,6%.

Por el contrario, las victorias de los equipos visitantes han aumentado tras el parón para pasar de un 34,82% (78 en 224 encuentros) al 61,1% (11 en 18 partidos). Aún es pronto para sacar conclusiones definitivas, pero mucho tienen que cambiar las cosas para poder ver unos registros similares a los de entonces. El hándicap de jugar sin público, además de notarse en los ingresos de los clubes, afecta demasiado al rendimiento del equipo local.

Lo último en Deportes

Últimas noticias