Adiós a Juan de Dios Román: jugador, entrenador, seleccionador y presidente

Juan de Dios Román vivió por y para el BA-LON-MA-NO

muere juan de dios roman
Juan de Dios Román, junto al Rey Felipe VI, tras ganar el Mundial de Balonmano. (AFP)
  • Lydia Romero

Es imposible entender el balonmano español sin la figura de Juan de Dios Román (1942-2020), pionero por no decir inventor de este deporte en nuestro país. Vivió por y para el BA-LON-MA-NO, parafraseando aquel mítico discurso de Pepu Hernández después de que España ganara su primer Mundial de baloncesto en 2006.

Juan de Dios Román hizo de todo por y para el balonmano, su auténtica pasión. Jugador, entrenador, seleccionador, comentarista y hasta presidente de la Federación Española de Balonmano. Fue un mito cercano, inteligente y humilde, pero también un libro abierto. Siempre estaba cuando se le necesitaba, uno de esos (cada vez menos) tipos que siempre atendía al teléfono. Una de esas figuras que deja un vacío imposible de llenar.

Juan de Dios Román Seco nació en Mérida y se convirtió en un auténtico mito, reconocible en lo físico por su bigote. Muy pronto enseñaría a todos los españoles que en nuestro país balonmano se escribe con ‘R’ de Román. Genio, figura, mito, leyenda y pionero del balonmano español, Juan de Dios Román participó en cinco Juegos Olímpicos. Primero como seleccionador español digirió 260 partidos y estuvo al frente del equipo nacional en Los Ángeles 84, Seúl 88, Atlanta 96 y Sydney 2000. Después lo hizo como presidente de la Real Federación Española de Balonmano en los Juegos de Londres 2012.

El jefe del Magariños

Juan de Dios Román estudió bachiller en las aulas del Instituto Santa Eulalia de Mérida hasta que se marchó a Madrid con una idea entre ceja y ceja: triunfar en el balonmano. En autobús hasta Cuatro Caminos se iniciaba la ruta que era el pan nuestro de cada uno de sus días. Un tranvía le llevaba a la Plaza del Duque de Pastrana y en un colegio de jesuítas impartió sus primeras lecciones de balonmano. Fue en el Colegio Nuestra Señora del Recuerdo de Madrid donde comenzó a entrenar equipos de base. Después se proclamaría campeón de España juvenil con el Colegio de Chamartín en 1970.

De ahí Juan de Dios Román saltó al número 127 de la calle Serrano donde comenzó a cimentar su leyenda en el mítico polideportivo Magariños, donde también jugaba el Estudiantes de baloncesto. Con su eterno jersey color burdeos, Juan de Dios dirigió al mejor Atlético de Madrid de balonmano de todos los tiempos con el que ganó un sinfín de títulos. En 1971 cogió las riendas del equipo tras la marcha de Cizanovic.

En la sección de balonmano del Atlético permanecería Juan de Dios Román hasta 1985, nada más y nada menos que 14 temporadas seguidas como entrenador, con hombres clave, Salvador Santos Campano, Alejandro Ortega Bueno y el mismísimo presidente Vicente Calderón. Fue una etapa maravillosa en la que la sección de balonmano del Atlético de Madrid conquistó cinco ligas (79, 81, 83, 84 y 85), cuatro copas (78, 81, 83 y 84) y una despedida brillante como subcampeón de Europa ante la Metaloplastika de Yugoslavia, el equipo más poderoso del mundo.

El mejor Atlético de la historia

Era el Atlético de Lorenzo Rico, Cecilio Alonso y, por encima de todos, Juan de Dios Román. Nadie había llegado tan lejos en el balonmano español, una final europea ante ocho campeones olímpicos de Los Ángeles comandados por Veselin Vujovic, el mejor jugador del siglo XX, que acabaría fichando por el Barcelona.

Años más tarde, Juan de Dios Román volvería a tomar las riendas del balonmano rojiblanco para resucitar al Atlético a petición de Gil y Gil, recuperando a Cecilio Alonso, fichando a Marín, y al portero Thomas Svensson. Mientras Juan de Dios reconstruía entre cenizas de la nada, Gil lo destruía todo. Acabó con el balonmano y con la cantera. Alcobendas hizo de puente, pero al final la sección de balonmano del Atlético desapareció.

Pero hablar de Juan de Dios Román, es hablar de la selección española de balonmano. Nada más y nada menos que 260 partidos en el banquillo con dos medallas de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96 y Sydney 2000, dos de plata en los Campeonatos de Europa del 96 y 98 y un bronce en el Europeo del 2000 con una de las mejores generaciones de jugadores de balonmano de la historia de Espaa: Barrufet, Masip, Urdangarín, Garralda…y la guinda del nacionalizado de Talant Dujshebaev, español de adopción y a la vez de pura cepa.

Dirigió después al Balonmano Ciudad Real, nuevo rico del balonmano español, con el que triunfó con una Liga, una Recopa de Europa y una Copa del Rey, dos títulos de Copa Asobal y una Supercopa de España.

A finales del 2008 ganó las elecciones a la presidencia de la Federación Española de Balonmano, en la que estuvo hasta el 2013. Con Juan de Dios Román en la presidencia España ganaría el primer Mundial de Balonmano de su historia. Juan de Dios, sin duda, lo merecía más que nadie.

Lo último en Deportes

Últimas noticias