Copa del Rey 2018-2019

Isco clava otro clavo en su ataúd: Solari sólo lo aguantó 67 minutos

Isco Alarcón
Isco, ante el Leganés.

Isco Alarcón fue titular en el partido de vuelta de octavos de final de la Copa del Rey ante el Leganés, otra oportunidad perdida por el malagueño, que lejos de reivindicarse protagonizó otra actuación para olvidar y fue sustituido en el minuto 67.

Isco Alarcón sigue haciendo méritos para continuar relegado al ostracismo. El malagueño fue titular este miércoles en Butarque, pero volvió a protagonizar un partido para olvidar. Otra noche aciaga del madridista, que sigue clavando clavos en su ataúd. No está y no se le espera. Su actitud y su forma física son impropias para un jugador del Real Madrid. Solari lo aguantó 67 minutos en los que, además de fallar un gol, demostró su pasotismo y su desgana. Se le acaba el tiempo y se le agotan las oportunidades…

Isco se colocó arrancó como centrocampista, dejando a Marcelo algo más adelantado, una prueba que quiso hacer Solari y que no salió bien. Era la tercera titularidad del malagueño desde que el entrenador argentino se hizo cargo del banquillo del Real Madrid, todas en partidos de escasa importancia. En cualquier caso, pese a que la eliminatoria estaba encarrilada, para Isco era un encuentro clave para intentar demostrar que se merece jugar más en este Real Madrid, para convencer a Solari y reivindicarse a base de fútbol. Pero nada más lejos de la realidad. Volvió a verse a un jugador sin ganas, sin ningún tipo de motivación ni ambición. Se limitaba a dar pases cortos, apenas se ofrecía, ni tiraba desmarques…

Ni está ni se le espera

Cuando le llegaba el balón demostraba no estar en forma. No tiene el tono físico necesario para jugar en el Real Madrid y queda en evidencia cada vez que juega. En el minuto 28 se quedó sólo en una contra, pero estuvo tan lento que al defensa del Leganés le dio tiempo a tapar su disparo cuando lo tenía todo para marcar. Perdonó el 0-1 y justo después los locales marcaron su primer tanto.

Isco iba como andando, parecía pasearse por el césped de Butarque. Y aun así dejó alguna muestra de su calidad, porque de eso no hay ninguna duda. Pero su actitud sigue siendo la de un futbolista en rebeldía que no hace todo lo que está en su mano para revertir su complicadísima situación… Tras el paso por los vestuarios, Solari decidió sentar a Reguilón para dar entrada a Dani Ceballos, e Isco pasó a jugar como delantero, dejando a Vinicius en el costado izquierdo. Parecía una isla. Intentaba bajar a recibir con esa lentitud parsimoniosa, pero apenas olía el balón, y fue sustituido en el minuto 67. Otro partido más en el que Isco pasa sin pena ni gloria. Otra oportunidad perdida por el malagueño, que a saber cuándo vuelve a ser titular…

Lo último en Deportes

Últimas noticias