EL K.O. DEL TOTTENHAM EN CHAMPIONS LE ACERCA AL MADRID

Kane, a las puertas del Bernabéu

Kane, a las puertas del Bernabéu

La eliminación del Tottenham en los octavos de final de la Champions League tras la remontada de la Juventus con Higuaín y Dyabla como héroes de la noche dejó una clara lección a Harry Kane: si quiere triunfar, necesita irse del Tottenham.

Sus cifras esta temporada –35 goles (24 en la Premier y 7 en Champions)– y su gran estado de forma le han convertido en el hombre revelación de la temporada y son muchos los equipos que han puesto sus ojos en él, con el Madrid a la cabeza por hacerse con el joven inglés. El club se niega a vender a su estrella y éste para tranquilizar los ánimos declaró que, mientras pudiera seguir ganando títulos y evolucionando como jugador, no abandonaría las filas del Tottenham.

Ha llegado el momento. Kane ha abierto los ojos y ahora es consciente de que si quiere llegar a estar entre los grandes necesita salir del Tottenham. Calidad le sobra, pero necesita estar en un club grande para triunfar y en el Real Madrid lo esperan con los brazos abiertos. 

Pese a que el presidente del Tottenham, Daniel Levy, se niega a dejar salir a su estrella, en el Real Madrid son optimistas y consideran que es sólo la forma en la que suele actuar el mandatario, como ya ocurrió en su día con Modric y Bale, que se incorporaron en el último día del mercado estival.

Modric y Bale, el espejo en el que mirarse

En Concha Espina ya tienen el “Sí” de Harry Kane, que estaría encantado de vestir la camiseta blanca y jugar en el mejor equipo de todos los tiempos. Y es que el delantero tiene ganas de afrontar grandes retos, algo de lo que está privado en el Tottenham. En estos momentos, los Spurs tienen como objetivo mantenerse entre los cuatro primeros en la Premier, pues a 20 puntos del City y a falta de 9 jornadas, el título es impensable. Solo la FA Cup podría darle una pequeña alegría, pero antes deben enfrentarse en cuartos al Swansea.

Harry Kane no tiene más que mirar cómo les ha ido a Modric y Bale. Ambos jugadores salieron del Tottenham rumbo a la capital española y no les ha ido nada mal.

Desde su llegada en agosto de 2012, el croata cuenta en su palmarés con 3 Champions League, 3 Mundiales de Clubes, 1 Liga, 1 Copa del Rey, 2 Supercopas de España y 3 Supercopas de Europa. Mientras que Bale cuenta con el mismo palmarés, pero con una Supercopa de España menos, pues el galés llegó un año después que el croata al Madrid.

Vienen meses de largas negociaciones y en el Madrid no tienen prisa, pero pinta que el futuro de Harry Kane va a ser blanco. Ya lo dijo en su visita al templo blanco en octubre en el partido de la fase de grupos:  “El Bernabéu es fantástico“. El próximo año, podría convertirse en su casa. Por ahora, tiene las puertas abiertas.

Últimas noticias