Ryder Cup 2018

Europa conquista la Ryder Cup, Rahm se doctora y Sergio García ya es leyenda

rahm-woods-ryder-cup
Rahm celebra su victoria ante Tiger Woods en la Ryder Cup. (Getty)

Europa conquistó la Ryder Cup 2018 después de ganar a Estados Unidos en Le Golf National de París. El equipo europeo hizo buena su ventaja ante los norteamericanos, sostenido por un impresionante Jon Rahm, un sorprendente Oelesen, un indestructible Poulter y un legendario Sergio García, que se convierte en el jugador que más puntos ha conseguido en la Ryder Cup en toda la historia.

McIlroy abrió el fuego para Europa con un duelo ante el norteamericano Justin Thomas. Los capitanes habían elegido a sus dos mejores jugadores para abrir el campo. En Le Golf National resonaba el «¡Rory, Rory, Rory!» para insuflar ánimos al número uno europeo. Pero McIlroy no estuvo a su nivel y regaló el triunfo a Thomas en el último hoyo con un inesperado doble bogey. Estados Unidos acortaba distancias hasta el 10-7 y la estrategia de Bjorn se complicaba.

Casey y Koepka disputaban el segundo punto. Fue un duelo igualadísimo que, igual que el McIlroy-Thomas, llegó all squared al 18. Fue un hoyo de infarto, pero el putt de Casey para birdie se quedó colgando del hoyo, así que el duelo acabó en empate. Europa conquistaba el primer medio punto que le faltaba hasta los 14 y medio que necesitaba para ganar la Ryder.

El tercer punto también fue para Estados Unidos, porque Simpson dio la sorpresa y arrasó a Rose con un golf sólido en los tiros y en el green. Estados Unidos acortaba hasta el 10 y medio a 8 y medio.

También falló estrepitosamente el novato Fleetwood, que venía de un inmaculado cuatro de cuatro formando pareja con Mollinari. Fue la gran decepción europea de la jornada y cayó ante Finau por seis hoyos de diferencia. Los norteamericanos se ponían a un punto de Europa: 10 y 1/2 a 9 y 1/2 y la Ryder Cup en el aire.

Con Olesen y Rahm empezó todo

Europa se sostenía en las amplias espaldas de Jon Rahm, que estaba ganando por dos hoyos de ventaja al mismísimo Tiger Woods. El capitán, el segundo capitán y hasta McIlroy estaban siguiendo el partido del español, que rozó el tres arriba en el 15, pero se fue con dos de ventaja a los tres últimos hoyos. Rahm falló un putt sencillo en el 16 y permitió a Tiger ponerse a uno a falta de los dos últimos hoyos.

Pero en el 17 el genio de Rahm emergió y ganó su punto, el que tanto deseaba, el que impulsaba a Europa para ponerse a dos puntos de ganar la Ryder Cup. Jon Rahm, con sus 190 centímetros de tiarrón del norte, no puso evitar romper a llorar.

En el momento más complicado para los europeos también había el noruego Olesen, que trituró a Spieth inesperadamente. Sólo había jugado un partido en esta Ryder Cup y ganó su partido con cinco hoyos de ventaja. Su punto tranquilizó los ánimos europeos y había situado a la selección de Thomas Bjorn a tres puntos de ganar la Ryder antes de la victoria de Rahm ante Tiger Woods.

El genial Poulter, con su cara de psicópata de película de terror y su mirada asesina, también dominaba (aunque con sufrimiento) su partido ante Dustin Johnson. Por uno de ventaja al acabar el 14. Un tipo que nunca había perdido un partido individual en la Ryder Cup siempre es una garantía. Sólo los putts imposibles de Dustin Jonhson le mantenían en el partido, que llegó al 17 sólo uno abajo. Pero en el 18 sucumbió ante un Poulter que ponía a Europa a un sólo punto de la Ryder: 13 y medio a 9 y medio.

Y ese punto de la gloria estaba reservado a Sergio García. El español se fue uno arriba sobre Fowler en el 16. Por si acaso, Molinari y Stenson mantenían cómodas ventajas sobre los americanos. Sergio cerró el empate en el 16, lo mismo que Molinari en el hoyo 15, así que Europa ya era virtual ganadora de la Ryder… Sólo quedaa ver quién daba el último golpe. Lo dio Molinari, uno de los artifíces de esta Ryder para Europa. El italiano, con cinco puntos conseguidos sin perder ni un partido, ha sido la gran estrella de esta Ryder Cup.

Con la Ryder ganada, Stenson logró su punto ante Bubba Watson. Europa ya aventajaba a Estados Unidos 15 y medio a 9 y medio. Y entonce se cerró la historia: Sergio García lloraba con su récord histórico, ganaba su partido y llegaba a los 25 puntos y medio en la historia de la Ryder. Ningún ser humano ha conseguido tantos. Sergio y la Ryder, un matrimonio perfecto.

Lo último en Deportes

Últimas noticias