Los blancos abaratan el coste de sus fichajes

La estrategia del Real Madrid: fichar en el último año de contrato

El Real Madrid espera repetir con Eriksen la misma fórmula que ha puesto en práctica en los fichajes de Courtois, Brahim, Hazard y Kubo: esperarse a que esté terminando contrato. Será también una de las únicas posibilidades que tendrán de firmar a jugadores como Paul Pogba o Kylian Mbappé en el futuro.

Real Madrid
Courtois, Brahim, Kubo y Hazard firmaron por el Madrid cuando apenas les quedaban meses de contrato.

El Real Madrid está poniendo en práctica una estrategia que le permite fichar jugadores por un valor inferior al que realmente tienen en el mercado. En una época en la que incorporar nuevos jugadores supone desembolsar una cantidad surrealista, el conjunto blanco ha encontrado la fórmula para no hacerlo. Esta es la de fichar a jugadores que están a punto de finalizar contrato con su club y que se niegan a renovar, por lo que los madridistas pueden negociar a la baja su fichaje y a la entidad propietaria de los servicios del futbolista no les queda otra que malvender, evitando así que el jugador se marche gratis cuando acabe su vinculación.

En las dos últimas temporadas son cuatro los casos que se han dado en el Barnabéu de jugadores fichados que estaban a punto de terminar sus contratos. El Madrid ha vestido de blanco a Courtois, Brahim, Hazard y Kubo aprovechando una oportunidad que no siempre se da en el mercado. El club espero a que entrasen en su último año de contrato para lanzarse a por su fichaje y a los respectivos equipos en los que militaban los jugadores no les quedó otra que acceder a venderlos.

Ahora, el conjunto madridista espera poder repetir la fórmula con Christian Eriksen. El del Tottenham termina contrato en 2020, por lo que si Daniel Levy no consigue llegar a un acuerdo de renovación con él, está obligado a ponerlo a la venta en enero o verá como uno de los principales activos de su club se marcha de forma gratuita una vez finalice su vinculación con los de White Hart Lane en verano.

Pogba y Mbappé en el horizonte

Pero no es el único jugador que el conjunto de Chamartín quiere fichar de esta forma. El método funciona y desde el Bernabéu ya barajan las opciones de hacerse con los servicios de un deseado Paul Pogba de la misma manera. El Manchester United se negó el pasado verano a vender al jugador al conjunto madridista. Los red devils solo aceptarían venderlo por una cantidad que en el Bernabéu consideraban disparatada. Sin embargo, el próximo verano tendrán todo de su parte para regatear al United.

Pogba tiene contrato con los de Old Trafford hasta junio de 2021, por lo que el conjunto madridista se encontrará con la oportunidad de negociar a la baja su traspaso en el verano de 2020. Como sucediera con Hazard, si el United no está dispuesto a aceptar, se arriesgará a perder a su estrella cuando quede libre una temporada después.

Parece que este método es el único que funcionará también en el caso de Kylian Mbappé. Nadie duda de que un jugador con las características del extremo francés tiene que jugar tarde o temprano en el Real Madrid. Pero el París Saint-Germain no va a dejarle salir. Sólo una oferta que rondase los 300 millones de euros haría que Al-Khelaifi se pensase aceptar el traspaso, por ello, los blancos ya piensan en su incorporación en el verano de 2021.

Para entonces, Mbappé tendrá 22 años y le quedará uno de contrato, de los cinco -incluyendo el de su cesión- que firmó con el conjunto parisino. Si los blancos consiguen convencer al jugador de que no renueve en este tiempo, podrán abordar su incorporación aprovechándose de una nueva oportunidad y ofreciendo al PSG una cantidad muy inferior a esos 300 millones. Será entonces cuando el jeque tenga que resignarse a venderle, si no quiere que se marche un año después gratis.

Lo último en Deportes

Últimas noticias