Mundial de fútbol femenino 2019

España no puede con Alemania y se la jugará contra China

España no puede con Alemania y se la jugará contra China

España cayó derrotada frente a Alemania por 1-0 en el partido de la segunda jornada de la fase de grupos del Mundial de femenino de fútbol. De esta forma, el combinado nacional se jugará su presencia en los octavos de final en el último choque contra China. 

Segundo partido del Mundial femenino para las de Jorge Vilda, que se medían a una Alemania que es una de los combinados favoritos para levantar la Copa del Mundo. Tras la victoria frente a Sudáfrica, las españolas tenían un duro escollo delante. El seleccionador realizó dos cambios respecto al choque ante las africanas, entrando Silvia Meseguer y Nahikari en detrimento de Vicky Losada y Amanda Sampedro.

Delante se presentaba una Alemania que no lo iba a poner fácil pese a que entre su once inicial no estuviera Marozsán. Diluviaba en Valenciennes y para acompañar a la lluvia hacía falta viento, por lo que España trató de salir como un vendaval al terreno de juego. A los diez segundos, Schult, arquera alemana, tuvo que salir fuera de su área para despejar y evitar un mano a mano. Minutos después le tocaría a la zaga germana repeler lo que pudo ser una gran ocasión para Nahikari.

A la tercera parecía que llegaría la vencida, pero la delantera de la Real Sociedad volvió a perdonar la vida a las alemanas. Nahikari se plantó sola ante la guardameta alemana, pero su tiro le salió peor que a los guionistas de Juego de Tronos el final de la serie. Segundos después lo volvió a intentar desde la frontal del área, pero, una vez más, el cuero se perdió por línea de fondo. Estaban mejor las españolas, con una gran Virgina Torrecilla en la medular.

Cambió el tiempo en Francia y con el sol vino la sombra para España. Alemania encontró un premio inmerecido a pocos minutos del descanso. Todo parecía en calma después de una buena parada de Paños, Marta Torrejón partía con ventaja para despejar el balón lejos de la portería, pero la defensa del Barcelona se durmió tanto que llegó Dabritz para meter el pie y hacer el primer tanto del partido ante la atónita mirada de las chicas de Jorge Vilda.

Con el 1-0 para las alemanas se llegó al intermedio. Había 45 minutos para remontar o, como mínimo, lograr un empate que sirviese a España encarrilar su pase a los octavos de final del Mundial femenino de fútbol. No desistieron en su intento de igualar el partido, pero Alemania defendía con uñas y dientes el resultado. Vilda daba entrada a Lucía García en el segundo acto y la jugadora del Athletic daba aire y más movilidad a las suyas, ayudándolas a generar un peligro que nunca se traducía en la esencia del fútbol: el gol.

El gol no llegaba. El tiempo transcurría. La derrota estaba cada vez más cerca. Las alemanas estaban a punto de bajar a la tierra a las jugadoras de Jorge Vilda. Pudo hasta hacer el segundo Magull. Y el tiempo, finalmente, se consumió pese al pundonor de Lucía, por lo que España tendrá que jugarse su presencia en los octavos de final en el último choque de la fase de grupos ante China.

Lo último en Deportes