Liga Santander

Emotivo homenaje de la Federación a las madres de los árbitros por su día

Ante la proximidad del Día de la Madre, la RFEF ha publicado un emotivo vídeo homenajeando a las madres de los árbitros con seis sorprendentes testimonios.

El próximo domingo se celebra el Día de la Madre y la Real Federación Española de Fútbol ha querido homenajear, a las madres de los colegiados. Para ello ha difundido un emotivo vídeo titulado ‘Madre… de árbitro‘, en el que aparecen seis testimonios únicos de madres de árbitros.

Loli, la madre de Undiano Mallenco

Uno de esos testimonios es el de Loli, la madre de Undiano Mallenco. Cuenta cómo su padre, que había jugado al balonmano, no quería que fuera árbitro porque les chillaban mucho. “Si les chillan, que les chillen”, le dijo. “Ahora me pongo muy nerviosa cuando le veo, aunque sigo sin saber qué es un fuera de juego”, reconoce Loli.

Josefina, la madre de Elia Martínez Martínez

“Ella siempre se fijaba en el árbitro y decía que le gustaría arbitrar. El primer día que fue a pitar, se puso la equitación y me miró con una cara de pena. ‘Si es lo que te gusta, es lo que hay’”, le dijo.

Josefina ha confesado lo mal que llevaba las críticas a su hija: “Cuando había un pequeño comentario, me mordía la lengua porque me daban ganas de saltar”. También ha hablado de los malos momentos de Elia: “Cuando tiene un momento de bajón me dice: ‘Es que me gusta tanto, es que lo paso tan bien’. Así que le respondo que no se queje. Por último, ha señalado: "Si ves disfrutando a tu hija, esa satisfacción es tan grande que no se puede explicar".

Mari Ángeles, la madre de Xavier Estrada Fernández

Veo casi todos los partidos. Antes, cada vez que pasaba algo, le preguntaba a su padre si lo había hecho bien”, ha confesado. Mari Ángeles también ha hablado de los comentarios que tuvo que soportar su hijo cuando llevaba el pelo más largo: “Le decían ‘vete a fregar los platos, niña’; y cosas así, muchas. No contestas porque no puedes decir nada y cuando estás cansado, das una vuelta y vuelves”.

Lola, la madre de Mateu Lahoz

Le decían de todo. Decía a toda la familia, callaros que de aquí salimos corriendo”, ha contado. Lola ha dicho, entre risas, que enciende un cirio para que le dé suerte. También que cuando los jugadores le dicen cosas, “padece”. “Luego él, todos los partidos, se los mira y se los remira para ver dónde ha hecho las cosas mal, y le sabe mal”, añade.

Inmaculada, la madre de Eduardo Prieto Iglesias

“Me encanta verlo. aunque esté detrás de mí el que le llama “tonto”. Las primeras 3.000 pesetas que ganó Eduardo arbitrando fueron para comprarle a su hermano el Tamagotchi”, ha revelado Inmaculada en el vídeo de la RFEF.

Dami, la madre de Gil Manzano

“Yo no entiendo mucho de fútbol. Me gusta verle cuando le enfocan de cerca y digo ‘ay mi Jesús’; y mi hermana lo mismo, le llama guapo”, cuenta Dami. La madre de Gil Manzano reconoce que se siente orgullosa de él cuando sale a la calle: “Cuando voy los lunes al mercadillo, todo el mundo me pregunta si soy la madre del árbitro. Me dicen que es buen árbitro, que es el mejor de todos”.

Dami también ha hablado de lo crítico que es su hijo: “Él lo pasa mal. Como vea que ha hecho algo que no venía bien, lo pasa muy mal. Algunas veces me pide que le ponga una vela si es muy complicado el partido”.

Lo último en Deportes

Últimas noticias