Wimbledon 2018

Djokovic conquista Wimbledon y vuelve a ser ‘grande’

Djokovic conquista Wimbledon y vuelve a ser ‘grande’
Djokovic-celebra-un-punto-en-la-final-de-Wimbledon-(Getty)

Con su cuarto Wimbledon, Novak Djokovic lleva ya 13 Grands Slams

Desde Roland Garros 2016 no conquistaba un Grand Slam

El serbio se une a Federer, Nadal y Wawrinka entre los tenistas en activo que conquistan un Grand Slam pasados los 30 años.

Novak Djokovic ha vuelto a conquistar un Grand Slam dos años después al imponerse en la final de Wimbledon al sudafricano Kevin Anderson (6-2, 6-2 y 7-6(3)). Con su cuarta victoria en Londres, el serbio suma ya 13 títulos de la máxima categoría y a partir del lunes regresará al top 10. El serbio entra, además, en el selecto grupo de tenistas que conquistan un Grande pasados los 30.

La experiencia es un grado y, en este caso, la ausencia de ella provocaba que Anderson arrancara la final de Wimbledon a remolque. Una doble falta del sudafricano supuso un break nada más comenzar el partido. Los nervios de jugar tu segunda final de Grand Slam, 20 menos que tu rival. Al otro lado de la red, Djokovic, más por demérito del verdugo de Federer, se ponía 4-1, dos breaks arriba sin haberse cumplido los 20 minutos de encuentro. Diez después, cerraba la manga, 6-2. Sólo se dejó tres puntos por el camino al resto.

Cuando tu mejor arma, el saque, no te funciona y tienes al otro lado de la red al mejor restador del mundo, las cosas se complican. Y Anderson volvió a encajar otro break nada más arrancar la segunda manga. El maratoniano partido ante Isner le pasó factura y Novak haciendo muy poco se veía más cerca de conquistar su cuarto Wimbledon. Sobre todo después de abrir más el marcador con una nueva pérdida de servicio del gigante sudafricano.

Falta de color en la final

La intensidad del viernes y del sábado fueron demasiado y apenas quedó tenis para el domingo en el All England Club de Tennis. No fue hasta el octavo juego cuando se produjo la primera ovación de la grada tras una buena volea baja del 8 del mundo que Novak no pudo responder. Incluso, Kevin gozó de su primera ocasión de break para alargar el set pero falló y el serbio se puso a una sola manga de su cuarto Wimbledon.

En el tercer set, Anderson afinó el servicio y Djokovic estuvo providencial – tres juegos en blanco-, así las cosas se llegó al 4-3.  Pero a partir de ahí el servicio del serbio empezó a flaquear y tuvo que salvar cinco bolas de set entre el décimo y duodécimo juego. Anderson avisaba de que no se había ido de la final, pero la manga se alargó hasta el tiebreak. Ahí, Djokovic disipó cualquier tipo de dudas y cerró el encuentro 6-2, 6-2 y 7-6( 3) tras dos horas y 20 minutos de juego.

Fin al “oligopolio” Nadal- Federer

Novak Djokovic no alcanzaba una final de Grand Slam desde el US Open 2016. Su techo a partir de esa fecha estaba en los cuartos de final en la máxima categoría, ronda que alcanzó en tres ocasiones. En Londres, el serbio ha tenido la ocasión de volver a ser Grande tras una mala racha de lesiones y en la que perdió la pasión por la competición. Novak está de vuelta y eso es, sin duda, una buena noticia para el circuito.

Desde Australia 2017, los últimos seis Grandes habían sido conquistados por Roger Federer o Rafa Nadal. El suizo conquistó Melbourne y Wimbledon el pasado curso y Nadal hizo lo propio en París y Nueva York. En la presente temporada, Federer reeditó título en las Antípodas y Nadal en la capital francesa. Con la victoria de Djokovic en la hierba londinense se pone fin, al menos por el momento, al dominio del español y el helvético en los Grand Slams.

Últimas noticias