Final Champions League 2018: Real Madrid - Liverpool

Cristiano llega a la final de la Champions picado y desatado

cristiano ronaldo
Cristiano Ronaldo quiere reivindicar su papel de estrella en la final de la Champions League 2018.

Cristiano Ronaldo ha marcado desde febrero en todos los partidos que ha jugado, excepto en las semifinales ante el Bayern

Buscará en Kiev su quinta Champions League, que le dejaría a una de igualar a Gento

Los rumores sobre los posibles fichajes de Neymar o Salah no le gustan nada al portugués, que quiere reivindicarse

Cristiano Ronaldo llega a la final de Kiev desatado y picado. Desatado porque atraviesa un momento goleador espectacular, marcando en cada uno de los partidos que ha disputado desde febrero, a excepción de la eliminatoria ante el Bayern de Múnich. Y picado porque no le gusta nada que se dude de su condición de estrella del equipo ni que se rumoree sobre los fichajes de otros grandes jugadores como Salah o Neymar.

Al comienzo de la temporada se llegó a poner en duda el rendimiento del luso, que comenzó muy lejos de los registros goleadores a los que nos tiene acostumbrados. Sin embargo, a partir de febrero volvió a demostrar que no se le debe cuestionar. Desde entonces, sus cifras han vuelto a ser estratosféricas, superando la media de un gol por partido.

Con 44 goles esta campaña, quiere ser protagonista en la final, en la que buscará igualar su mayor registro en una edición de la Champions League, que tiene en 17 goles en la temporada 13-14. Un doblete ante el Liverpool le haría igualar esa cifra, algo difícil pero no imposible para el astro portugués, que ya hizo lo propio el pasado año en Cardiff.

Precisamente, su condición de estrella del equipo ha sido discutida, después de que a Neymar se le relacione con el conjunto blanco. Los rumores acerca del posible fichaje del brasileño por el Real Madrid no gustan nada al portugués, que quiere reivindicarse ante otro de los que suenan para desembarcar en el Bernabéu el próximo verano.

Mohamed Salah ha completado una temporada espectacular. El egipcio le ha disputado hasta última hora la Bota de Oro a Messi. Es el principal líder del conjunto red y, junto con Jurgen Klopp, el artífice de que el Liverpool esté presente en la final de esta Liga de Campeones. Su irrupción como uno de los mejores atacantes del mundo le ha situado en la órbita madridista.

Ante esto Cristiano buscará demostrar por qué es el vigente Balón de Oro y ahuyentar que se dude de su condición de estrella indiscutible del equipo. El portugués llega en el mejor momento de la temporada a Kiev y puede conseguir su quinta Copa de Europa, algo que le situaría sólo a una de Paco Gento. Algo únicamente al alcance de las leyendas.

Últimas noticias