Los hosteleros no paran de darse de baja

El chantaje de Tebas y Roures a los bares: «O pagas 400 euros o te llevamos a juicio»

La sed recaudatoria de Javier Tebas y Jaume Roures tiene en pie de guerra al mundo de la hostelería. Algunos de ellos nos desvelan las tácticas de ambos para sacarles 400 euros al mes

La hostelería clama contra Tebas: "Perdona una millonada a Roures y nosotros seguimos pagando"

tebas roures
El chantaje de Tebas y Roures a los hosteleros.

La sed recaudatoria de Javier Tebas y Jaume Roures tiene en pie de guerra al mundo de la hostelería. Muchos de ellos se han dado de baja, otros han pedido una rebaja como la que va a conseguir el empresario catalán en su contrato con la Liga, mientras que una pequeña parte ha decidido arriesgarse a dar el fútbol de una manera ilegal a ojos de la Justicia.

«Nos piden 400 euros por dar el fútbol y es una exageración este precio. No nos han rebajado ni un céntimo el precio pese a la pandemia, a las restricciones de aforo y los horarios de cierre. Es normal que muchos –según ha podido saber OKDIARIO más de 25.000 hosteleros– hayan decidido no seguir pagando estas cantidades abusivas», indican desde el sector.

Algunos de ellos han decidido desvelar a este periódico un método de extorsión cada vez más común en el business de Tebas-Roures. «Vienen detectives de la Liga cada dos por tres a nuestro bar a asegurarse que estamos dando a través de su canal –La Liga TV Bar– y algunos por la crisis que vivimos no nos lo podemos permitir. Muchos se han puesto a dar los partidos con el aparato clásico del Plus y otros compartiendo con Yomvi a través del ordenador. A esos que les pillan se les cae el pelo», confiesa un hostelero que se encuentra viviendo un proceso judicial con la Liga.

«A mí me pillaron poniendo fútbol, aunque sí pagaba religiosamente el Movistar de mi casa y me hicieron lo siguiente. El detective me tomó nota y me dijo que me iban a denunciar por esto. Al día siguiente apareció un comercial de Mediapro y me dijo que me quitaban el juicio si compraba su aparato para dar el fútbol. Me lo dejó gratis unos días para que lo probase, pero luego se lo devolvimos y me metieron en juicio por piratería», añade este hostelero, que prefiere no revelar su identidad por miedo a que la Liga se lleve por delante su negocio.

El chantaje de Tebas y Roures a los bares: «O pagas 400 euros o te llevamos a juicio»

Este tipo de extorsión ha sido confirmada por más hosteleros, que añaden que es un modus operandi muy habitual desde verano. «Casualidad o no aparecen los de Mediapro al día siguiente de que te pillan para venderte su aparato de fútbol. También nos hablan de Movistar y demás operadores, pero nos dicen que este es más fácil y tiene muchas más ventajas porque no tienes que contratar internet ni móviles…», añade otro hostelero sobre las ofertas que les hacen los comerciales de Mediapro una vez que saben que tienen ese ‘marrón’ encima.

Un negocio ruinoso

Hay que recordar que la empresa de Jaume Roures pagó 460 millones de euros por tres temporadas en el verano de 2019 para hacerse con estos derechos que parecían El Dorado para él y Tebas. El presidente de la Liga, que casualmente contrató a un centenar de detectives para luchar con la piratería meses antes de firmar ese contrato, actúa claramente en beneficio servil del empresario catalán haciendo equipo para sacar el dinero a los hosteleros.

Hace exactamente un año, Tebas y Roures se reunían para presentar públicamente el ‘Estudio del consumo de fútbol en locales públicos’. En ese momento admitían que 50.000 locales pagaban la cuota por tener el fútbol y que había un objetivo a corto plazo de alcanzar los 85.000 gracias a que conseguirían combatir la piratería y hacer pagar a los locales díscolos. Hoy esa cantidad, por culpa de la pandemia, es de 25.000 y no hay manera de que este negocio sea viable para nadie por culpa de la tendencia de Mediapro a inflar las pujas y que tan malos réditos le ha dado en Francia –expulsados por morosos– y en Italia.

«Es como si te venden un coche eléctrico y no puedes cargarlo. Si los bares están cerrados tenemos que ver al menos cómo se conjuga esto», dijo Roures para intentar explicar una situación que está haciendo menguar su negocio a mínimos. Tebas, quien ve con celo cómo la Premier saca por este tipo de concepto 600 kilos anuales, lo está dando todo para que el negocio le vaya bien a su amigo hasta el punto de que fue multado con 250.000 euros por espiar con los móviles de los usuarios de la aplicación de la Liga. Hay que recordar que Tebas defendió que el micrófono de las 50.000 personas que disponían de la APP estaba pinchado en busca de piratería, pero no coló para la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Ahora los hosteleros desvelan la última táctica del tándem Tebas-Roures para desplumarles. La Liga hace de poli malo denunciando a los locales pirata y al día siguiente aparece un comercial de Mediapro como poli bueno dando todo tipo de facilidades para evitar un juicio. A los hosteleros, por miedo o desconocimiento sobre las sanciones que les pueden caer, no les suele quedar más remedio que aceptar este ‘chantaje’.

Lo último en Deportes

Últimas noticias