Amistoso: España - Bosnia

Brais ahoga las penas de España

Brais ahoga las penas de España

España se impuso 1-0 a Bosnia gracias a un gol de Brais Méndez en el partido amistoso celebrado en el Estadio de Gran Canaria

España se impuso 1-0 a Bosnia en el partido amistoso disputado en el Estadio de Gran Canaria con un tanto de Brais Méndez, que sirve a los de Luis Enrique para consolarse después del batacazo en la Liga de las Naciones donde la Selección no estará en la Final Four.

Llegaba la Selección a Gran Canaria, la isla talismán del combinado nacional. Era la sexta vez que La Roja jugaba en la tierra de los guanches, de las papas arrugadas y del mojón picón y en las cinco anteriores no ha conocido la derrota. Y así seguirá siendo después de imponerse a Bosnia y consolándose después de un nuevo fracaso al no clasificarse para la Final Four de la Liga de las Naciones.

Era un día triste después de la victoria de Inglaterra contra Croacia, pero la tarde -en Canarias- comenzaba con ambiente festivo en el homenaje que le rindieron a David Silva por su trayectoria con España.  El de Arguineguín fue protagonista en los prolegómenos delante de su gente, un ídolo que está a la misma altura de Juan Carlos Valerón, ambos como máximos referentes del fútbol canario. El del Manchester City quiso disfrutar con su hijo en brazos para saborear, aún más, el saque de honor.

La Bosnia de Robert Prosinecki llegaba para celebrar su ascenso a la primera división de la Liga de las Naciones y vio rápidamente contra qué clase de rivales se medirá. España arrancó fuerte con ese 4-3-3 y con nueve cambios respecto a la derrota contra Croacia. Kepa defendía el arco, con Jonny, Mario Hermoso, Llorente y Gayá formando en defensa. Rodri, Ceballos y Asensio formaban la medular, mientras que Isco, Suso y Morata conformaban el tridente atacante.

A los pocos segundos de arrancar el partido probó fortuna Bosnia, pero desde que Kepa sacó, el dominio fue de España. Pasaban los minutos y Asensio e Isco eran los primeros en probar fortuna. Desde fuera del área, pero por lo menos probaban, porque mucha posesión de balón, juego que gusta, y mucho, en la isla, pero de ocasiones los de Luis Enrique andaban escasos. Tal vez vez por falta de claridad arriba, tal vez porque Bosnia plantó la guagua -como se diría en Canarias- en su área.

Fallón Morata

A falta de unos minutos para el descanso, un descalabro en la defensa de La Roja pudo costarle caro a los de Luis Enrique, pero Diego Llorente estuvo rápido para mandar el balón a córner. Seguía el empate a nada e Isco, que lucía el brazalete de capitán, volvía a intentarlo, pero su disparo fue tan flojo que hasta el portero de las Islas Caimán podría atajarlo sin problemas. También trató de romper las tablas Asensio con un cabezazo que se perdió por línea de fondo. Pero no había manera en un partido soporífero que tenía las mismas ocasiones claras que posibilidades de darse un baño en Las Canteras con la que caía en la capital grancanaria: ninguna

Daba comienzo el segundo acto y Morata disfrutó de la primera clara. El cabezazo del delantero del Chelsea a bocajarro se fue alto, quién sabe si le deslumbraron de nuevo los focos. Minutos después, el ex del Real Madrid robaría el balón en la frontal del área pero su tiro fue más defectuoso que su testarazo instantes atrás. Entre medias, entró Azpilicueta para sustituir a un lesionado Jonny.

Álvaro Morata comenzaba a desquiciarse por las ocasiones erradas y acabó llevándose una amarilla por protestar. Pero lo peor estaría por llegarle al ex del Real Madrid. Un disparo de Asensio fue despejado por el guardameta bosnio, quedándose la pelota muerta delante del ariete, pegándole tan mal que ni aunque quisiera la hubiera mandado fuera de la misma forma. Entre tanto fallo llegó el debut de Brais Méndez, Pau López y Pablo Fornals, que se unían a Mario Hermoso al estrenarse con la camiseta de España.

Brais al rescate

Luis Enrique retiró del campo a Morata para dar entrada a Rodrigo, a ver si así caía el gol que le diese la victoria a La Roja. Ni centros, ni balones en largo, ni juego combinativo…nada era suficiente para perpetrar un gol. Transcurría el tiempo, cuenta atrás para los de Luis Enrique, que tras el batacazo en la Liga de las Naciones eran incapaces de hacerle un gol a una Bosnia que estaba tan cerrada en su área como la caja fuerte en la que Horacio Gaggioli guarda el primer contrato de Leo Messi.

De rebote tendría que llegar el tanto de España. Un disparo desde la frontal del área de Isco fue otra vez repelido por el arquero de Bosnia, pero esta vez ya no estaba Morata en el césped. Brais Méndez fue a buscar el balón y fusiló al portero rival para hacer el primero de la Selección y su primer gol como internacional absoluto en su primera internacionalidad con La Roja. Está de dulce el gallego, que acumula varias semanas consecutivas mojando.

Transcurrieron los minutos y se buscó un segundo tanto que no llegó. Hasta Mario Hermoso trató de sorprender con una chilena. Finalmente, España se llevó el triunfo de Gran Canaria, que pese a ser un amistoso sirve para superar la decepción de las Liga de las Naciones y que aprovechó a Bosnia para ahogar las penas como uno hubiera cogido un vasito de Arehucas.

Lo último en Deportes