Copa del Rey: Levante 2 - Barcelona 1

El Barça malvive sin Messi

messi
Coutinho fue el autor del gol de un Barça irreconocible sin Messi.

Un gol de Coutinho salvó uno de los peores partidos que se recuerdan de la era Valverde en el Barcelona. El Levante dominó y llegó a ir ganando 2-0, pero no supo sentenciar a un Barcelona que sin Messi demostró ser muy vulnerable.

El Barcelona salió vivo y no sabe cómo del Ciudad de Valencia. El Levante pudo golear a los culés en uno de los peores partidos que se recuerda del equipo de Valverde, pero un tanto de penalti de Coutinho en las postrimerías del choque salvó a los catalanes de una desventaja prácticamente insalvable para la vuelta.

Valverde pecó de confiado dejando a Messi y Suárez en casa y alineando una defensa amateur que fue destrozada por Mayoral. Los levantinos perdonaron una y otra vez las múltiples ocasiones de las que gozaron y el Barça pasó de encajar el 3-0 a salvar el 2-1 que les deja en una posición franca para remontar en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey.

El partido comenzó con el Levante agitando a los suplentes del Barcelona. Con más brío, ganas y energía, los locales arrinconaron a los culés a base de intensidad y el premio les dio alas a los cuatro minutos. Cabaco se impuso a la defensa rival con un salto portentoso para anotar el primero gol levantino en un centro en el que Cillesen podría haber salido, pero decidió resguardarse bajo la portería y se equivocó.

El Barça, lejos de reaccionar, sufrió un tremendo chaparrón. Incapaz de sacar el balón jugado con Aleña y Coutinho en la creación, el Levante robaba muy arriba y hasta se permitía el lujo de perdonar ocasiones como la que marró Boateng a los siete minutos en un mano a mano.

Los visitantes seguían sin comparecer y los de Paco López, arriesgando mucho en la presión, no estaban dispuestos a bajar la presión. El debutante Murillo y Cillesen salvaron otra clarísima en el minuto 12. Así las cosas, en otra pérdida de Coutinho sacando el balón, el Levante incrementaría su ventaja con un gol de Borja Mayoral con un tiro cruzado raso previa asistencia de Boateng en el 18.

El Barça, ahora sí, sangraba y necesitaba hacer acto de presencia. En apenas dos minutos, tanto Dembélé –hoy de falso 9– y luego Malcom veían cómo Aitor Fernández desbarataba dos ocasiones clarísimas. El Levante, que anota muchos goles pero también los encaja, tuvo en su guardameta a su talismán en un momento clave del partido.

El Levante guardó un poco de energía, pero casi pone el 3-0 antes del descanso con sendas ocasiones de Boateng y Mayoral. Otros delanteros, quizá, no hubiesen tenido tanta piedad con la candidez de los defensores culés personificados en Chumi y Miranda. El descanso era la mejor noticia posible para Ernesto Valverde y los suyos.

Cambios sin profundidad

Tan poco se fiaba el txingurri de sus canteranos que sacó a Sergi Roberto y Lenglet nada más comenzar la segunda mitad con el objetivo de cambiar el sino del encuentro. Pero Mayoral golpeaba primero obligando a Cillesen a sacar lo mejor de sí y posteriormente Morales fallaba un mano a mano con el portero culé. Era un milagro que el tercero del Levante no hubiese llegado.

Valverde pecó de ingenuo no convocando a ningún delantero por su pique con Munir y su decisión de dar descanso a Messi y Luis Suárez. Así las cosas, su cambio más ofensivo fue dar entrada a Denis Suárez por Malcom. Y necesitando un gol para meterse en la eliminatoria, el Barça sólo contaba con Dembélé como único peligro y sus rivales le tenían neutralizado al no picar en ninguno de sus amagos dentro del área.

Pero la calidad nadie se la puede discutir al Barcelona y en una gran jugada individual de Denis Suárez a los culés se le cambió la cara. El canterano sacó un penalti impropio a un veterano como Coke y Coutinho enjuagó su mal partido estableciendo el 2-1 con suspense desde los 11 metros.

El Levante se quedó con el molde y con mala cara tras haber perdonado al Barcelona la vida. La eliminatoria cambia colosalmente con el tanto fuera de casa de los culés y por poder recuperar a Messi y Suárez. No es lo mismo recuperar tres goles que uno a favor de corriente. En el día de su aniversario como culé, Coutinho salvó un mal día sin el astro argentino.

Últimas noticias