Liga Santander: Granada - Barcelona

Xavi arriesgó y el Barça rozó la alineación indebida

Un fallo en la realización del partido daba una amarilla a Gerard Piqué que no existió, lo que acercaba el riesgo de ser expulsado y de que el Barça perdiese el encuentro por alineación indebida

Piqué estalla por las filtraciones y publica un extracto bancario con su nómina

El Castilla se divierte ante el Andorra de Piqué

Gerard Piqué expulsión
Piqué comete falta sobre Luis Suárez.

Los últimos minutos del Granada-Barcelona fueron frenéticos. Un fallo en la realización del operador que emitía el encuentro hizo creer que Gerard Piqué había recibido una cartulina amarilla en el minuto 80. Instantes después Gonzalez Fuertes le perdonaba una tarjeta del mismo color y se especuló con que esa expulsión podía haber llevado a los azulgranas a perder el encuentro por alineación indebida.

Parecía que el árbitro González Fuertes perdonaba la expulsión a Gerard Piqué en el tramo final del partido que enfrentó al Barcelona con el Granada en la jornada 20 de la Liga Santander. El central culé parecía que ya tenía una tarjeta amarilla por lo mostrado desde la realización del choque, y no dudó en lanzarse con todo en una acción con Bacca que era merecedora de la supuesta segunda cartulina.

Esa hipotética expulsión hubiese costado la derrota a los de Xavi, que no hubiesen contado con los siete jugadores exigidos del primer equipo sobre el césped. Y es que en las normas y bases de competición de Primera y Segunda División adaptadas por la COVID-19 y recogidas por la Real Federación Española de Fútbol se explica que «el club deberá alinear a todos los jugadores de la primera plantilla habilitados para el encuentro cuando estos sean 7 o menos». «Si por cualquier circunstancia uno de estos jugadores abandonara la disputa del partido sí será causa de incomparecencia y pérdida del encuentro», añade la normativa.

Por lo tanto, en ese momento saltó el lío. Pero una vez acabado, cuando los medios de comunicación se habían hecho eco de lo que pudo significar la expulsión de Piqué, el central informó en sus perfiles que no había visto la cartulina amarilla, algo que se confirmó con la publicación del acta del partido minutos después.

Minutos antes de que se montase el lío, Xavi había arriesgado sustituyendo a Dembélé por Álvaro Sanz. En ese momento el Barça se quedaba sólo con siete jugadores con ficha del primer equipo sobre el césped: Ter Stegen, Alves, Piqué, Lenglet, Alba, Busquets y Memphis. Por tanto, en caso de la expulsión o lesión que obligase al futbolista en cuestión abandonar el rectángulo de juego se hubiese incurrido en alineación indebida.

En el minuto 80, González Fuertes ya había expulsado a Gavi por doble amonestación tras llegar tarde en la lucha por un balón con su ex compañero Álex Collado. Piqué parecía que había visto la amarilla por protestar, tal y como se emitió en un rótulo de la realización del encuentro. Un error que durante media hora ha confundido a todos hasta que tanto Gerard como el acta confirmaron que esa amarilla no había existido.

Lo último en Deportes

Últimas noticias