Champions League: Juventus - Ajax

El Ajax también se carga a Cristiano

El Ajax vuelve a dar la campanada y se mete en semifinales de Champions League tras eliminar a la Juventus por 1-2. Cristiano adelantó a los italianos y Van de Beek y De Ligt remontaron el partido y la eliminatoria.

El Ajax también se carga a Cristiano

Nadie puede con este Ajax. El conjunto holandés repite la campanada y elimina la Juventus de Cristiano Ronaldo, uno de los grandes favoritos en esta Champions League, para plantarse en semifinales de la máxima competición. Al tanto inicial del portugués, que volvía a amenazar con ser determinante en su competición, se repusieron los neerlandeses, que remontaron gracias a dos goles de Van de Beek y De Ligt y repiten la machada que lograron en el Bernabéu tras imponerse por 1-2.

Se venía abajo el Juventus Stadium desde que comenzaron a sonar los acordes del himno de la Liga de Campeones, tratando de intimidar a los valientes chicos de Ten Hag. Y lo consiguieron durante más de media hora. Pero este Ajax si algo a demostrado es que no se arruga ante nadie y, aunque sufrieron durante gran parte de la primera parte, terminaron asaltando la casa de la Vecchia Signora, con pleno merecimiento. El baño en la segunda parte fue total, lo que les permitió avanzar a la siguiente ronda.

El partido comenzó accidentado para los neerlandeses. Mazraoui se lesionaba en una acción con Dybala en el 5′ y minutos después dejaba su lugar a Sinkgraven. Les costaba al valiente equipo de Ámsterdam encontrarse con su fútbol y parecía que se veían sobrepasados por la trascendencia del rival y de la cita.

Los holandeses no eran capaces de sacar el balón jugado debido a la presión alta impuesta por la Juventus. Los bianconeri frenaban el atrevimiento del Ajax y conseguían mantenerles alejados de su portería. Aún así, estuvieron a punto de adelantarse en el marcador. Van de Beek desaprovechaba una clarísima y mandaba arriba la pelota ante Sczcesny, tras una gran jugada de Neres, en la que combinó con Tadic. Los italianos volvían a la carga y lo hacían por medio de Dybala, que se sacaba desde la frontal un colocado disparo ante el que tuvo que volar Onana.

Acto seguido llegó el primero. Cristiano Ronaldo aparecía libre de marca en el área para atacar de cabeza un balón a la salida de un córner que el meta ni vio llegar. El VAR revisó la acción, por una posible falta de Bonucci a Veltman, pero fue su compañero De Ligt quien lo derribó. Los turineses parecían poner la directa hacia semifinales, ante un desconocido Ajax, que no era ni de lejos el esperado.

Sin embargo, sin merecerlo y casi sin quererlo igualaban la eliminatoria y cambiaban por completo las tornas del partido. De Sciglio se quedaba muy atrás al tirar el fuera de juego y Van de Beek, solísimo ante Sczcesny, aprovechaba un balón de Ziyech, esta vez sí, para batir al meta polaco.

Merecida remontada del Ajax

Ya tras la reanudación, entraba Kean por Dybala, que se lesionó en el descuento. Con la eliminatoria empatada, y a un gol de la machada, el Ajax comenzó a sacar su mejor fútbol. La Juve se empezó a ver superada ante un equipo que volvió a demostrar que no estaban en cuartos por casualidad. Los holandeses comenzaron a robar, a trenzar y a llegar con una facilidad pasmosa. Por contra, los de Allegri se mostraban demasiado imprecisos, a sabiendas de que un gol les dejaba prácticamente fuera de las semifinales.

El dominio del Ajax era total. Y fue entonces donde empezaron a pecar de no finalizar sus jugadas. Sczcesny salvó el gol en dos ocasiones, metiendo dos grandes manos ante Ziyech -en un uno contra uno- y a un disparo de Van de Beek que buscaba la escuadra. Minutos después dos contras estaban a punto de terminar en gol, primero Pjanic se lanzaba para cortar el pase de la muerte de Tadic buscando a Ziyech y, después, el propio extremo se equivocaba al no disparar él y buscar el pase atrás.

La Juventus estaba noqueada y el Ajax olía la sangre. Y, en estas, apareció el central de moda, Matthijs de Ligt, para mandar al fondo de la red un balón botado desde la esquina. El capitán del conjunto holandés se coló entre Rugani y Alex Sandro para poner con un soberbio testarazo la eliminatoria a su favor.

Ziyech tuvo la sentencia definitiva en sus botas. La Juve se volcó y a la contra les pudieron caer otros dos. Pero el marroquí se equivocó de nuevo en la primera y cayó en fuera de juego en la segunda oportunidad, que terminó dentro de la red. Pese a ello, aguantaron los tímidos embistes del campeón italiano y amenazan con repetir en Madrid lo logrado por última vez en 1995, la que sería su quinta Copa de Europa. De momento, ya esperan en semis a Tottenham o Manchester City.

Lo último en Deportes

Últimas noticias