Las tradiciones de boda más raras del mundo

tradiciones de boda
Las tradiciones de boda más raras del mundo

Seguro que te has imaginado tu boda como una celebración bonita, en la que te unes en matrimonio con con tu pareja en compañía de vuestros familiares y amigos. Sin embargo, alrededor del mundo encontramos algunas costumbres de lo más curiosas. ¿Quieres conocer las tradiciones de boda más raras?

¡A llorar se ha dicho!

Es normal que las novias lloren el día de su boda porque es un momento muy emotivo, que cambiará sus vidas para siempre. No obstante, las mujeres del pueblo Tujia en China empiezan a llorar un mes antes de la celebración. Pero no vale con hacerlo de cualquier modo: la tradición dice que la novia debe dedicar al menos 60 minutos diarios a llorar. ¡Ahí es nada!

¿Y ese mal olor?

Existe una tradición coreana que determina que los pies del hombre recién casado tienen que untarse con pescado para que todo vaya bien en la noche de bodas. Sin embargo, con ese olor, lo más probable es que todo vaya mal.

¿Qué dice el hígado del pollo?

En las zonas rurales de Mongolia, los novios deben matar a un pollo con un cuchillo para elegir cuál será la fecha de la boda, que viene determinada por el estado en el que se encuentra el hígado del animal.

¡Escupitajo para la novia!

El grupo étnico masái, que viven en Tanzania y Kenia mantiene una de las tradiciones de boda  más raras del mundo. Y es que, para bendecir el matrimonio, el padre de la novia tiene que escupir a su hija en el pecho y en la cabeza.

¿Casarse con un árbol?

Esta es una tradición que a día de hoy solo permanece vigente en determinadas áreas de la India. Las mujeres que pertenecen al signo astral Manglik, son consideradas embrujadas. Se cree que si se casan solo conseguirán que su marido muera de forma prematura. La única forma de evitarlo es que antes se casen con un árbol.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias