Cuerpo humano

Qué son las células presentadoras de antígeno

Las células presentadoras de antígeno son un tipo de células presentes en nuestro cuerpo que tienen una función clave en el buen funcionamiento del sistema inmune.

células presentadoras de antígeno
Descubre qué son las células presentadoras de antígeno

Las células presentadoras de antígeno son un grupo heterogéneo de células inmunes que tienes una importante función en la respuesta inmune celular de nuestro cuerpo modo que vamos a explicarte al detalle qué son y cómo funcionan.

Este tipo de células, conocidas también por las siglas APC (debido a su nombre en inglés, "Antigen-presenting cells ") constituyen una clase de fagocitos capaces de expresar en su superficie determinantes antigénicos unidos a proteínas del complejo mayor de histocompatibilidad o CMH , de modo que gracias a ellas se pueden reconocer ciertos linfocitos como las células T. Las APC clásicas incluyen células dendríticas, macrófagos, células de Langerhans y células B.

A diferencia de las células NK del sistema inmune innato, las células B (linfocitos B) son un tipo de glóbulo blanco que da lugar a anticuerpos, mientras que las células T (linfocitos T) son un tipo de glóbulo blanco que juega un papel importante en la respuesta del sistema inmune. Las células T son un componente clave en la respuesta mediada por células: la respuesta inmune específica que utiliza las células T para neutralizar las células que han sido infectadas con virus y ciertas bacterias. Hay tres tipos de células T: células T citotóxicas, auxiliares y supresoras. Las células T citotóxicas destruyen las células infectadas por un virus en la respuesta inmune mediada por células, y las células T auxiliares juegan un papel en la activación tanto del anticuerpo como de las respuestas inmunes mediadas por células. Las células T supresoras desactivan las células T y las células B cuando es necesario, y evitan que la respuesta inmune se vuelva demasiado intensa.

Un antígeno es una macromolécula extraña o "no propia" que reacciona con las células del sistema inmunitario. No todos los antígenos provocarán una respuesta. Por ejemplo, las personas producimos innumerables antígenos "propios" y estamos constantemente expuestos a antígenos extraños inofensivos, como las proteínas de los alimentos, el polen o los  componentes del polvo. En estos casos se suele producir una supresión de las respuestas inmunes a las macromoléculas inofensivas si bien están altamente reguladas y, por lo general, de forma natural se evitan procesos que podrían ser perjudiciales para el huésped, lo que se conoce como tolerancia.

Cómo funcionan las células presentadoras de antígeno

Pero cuando los antígenos no son simplemente agentes que podemos procesar casi de manera natural, el sistema inmune innato contiene células que detectan antígenos potencialmente dañinos y luego informan a la respuesta inmune adaptativa sobre la presencia de estos antígenos. En este sentido, una célula presentadora de antígeno (APC) es una célula inmune que detecta, engulle e informa la respuesta inmune adaptativa sobre una infección.

Cuando se detecta un patógeno, las APC fagocitan ese patógeno y lo digieren para formar muchos fragmentos diferentes del antígeno. Los fragmentos de antígeno son transportados a la superficie de la APC, donde sirven como un indicador para otras células inmunes. Entre estas, tenemos las células dendríticas que son células inmunes que procesan material antigénico; están presentes en la piel (células de Langerhans) y el revestimiento de la nariz, los pulmones, el estómago y los intestinos. A veces, una célula dendrítica se presenta en la superficie de otras células para inducir una respuesta inmune, funcionando así como una célula presentadora de antígeno. Los macrófagos también funcionan como las APC. Antes de la activación y diferenciación, las células B también pueden funcionar como una APC.

Una vez se ha producido la fagocitosis por la APC, la vesícula fagocítica se fusiona con un lisosoma intracelular que forma un fagolisosoma. Dentro del fagolisosoma, los componentes se descomponen en fragmentos; los fragmentos se cargan luego en moléculas MHC clase I o MHC clase II y se transportan a la superficie celular para la presentación del antígeno. Ten en cuenta que los linfocitos T no pueden responder adecuadamente al antígeno a menos que se procese e incruste en una molécula MHC II.

Las APC expresan MHC en sus superficies, y cuando se combinan con un antígeno extraño, estos complejos señalan un invasor "no propio". Una vez que el fragmento de antígeno está incrustado en la molécula MHC II, la célula inmunitaria puede responder.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias