Hogar

Los mejores trucos caseros para que las toallas queden esponjosas

¡Remedios caseros muy sencillos!

Los mejores trucos caseros para que las toallas queden esponjosas
Toallas

Si quieres que las toallas queden esponjosas y suaves, hay algunos trucos caseros muy efectivos que puedes poner en práctica. Olvídate de una vez por todas de secarte con toallas ásperas, sintiendo que raspan tu piel.

Limón y vinagre

Para evitar que queden malos olores impregnados en las toallas, nada mejor que el limón y el vinagre, dos ingredientes caseros. El vinagre evita que se queden sales minerales en la tela, haciendo así que las toallas recuperen su suavidad.

Lo primero es hacer un prelavado con agua fría. Luego añade un chorro de limón con vinagre. Y, por último, lava las toallas en la lavadora como sueles hacer habitualmente.

Cantidad justa de detergente

Un error muy habitual es el de pensar que por utilizar más cantidad de detergente las toallas van a quedar mejor. Y lo cierto es que es justamente lo contrario. Una pequeña cantidad es suficiente para eliminar la suciedad y hacer que queden esponjosas.

Tambor a media carga

Para evitar que las toallas queden tiesas y se laven correctamente, es necesario no cargar el tambor hasta arriba. Recuerda que necesitan espacio para moverse libremente. Además, es aconsejable no mezclar toallas con otro tipo de prendas.

Secado al aire

Y, por último, una vez lavadas, sacude las toallas para despegar todas las fibras. Lo mejor es secarlas al aire, pero evita exponerlas al sol. De lo contrario, en vez de quedar suaves, quedarán duras y rasposas.

Como puedes comprobar, hacer que las toallas queden esponjosas no es nada complicado. Si optas por secarlas en la secadora, agrega una bola antipelusas y no utilices altas temperaturas.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias