Los toros de La Palmosilla triunfan en un estreno en San Fermín con un encierro limpio

El estreno de la ganadería gaditana de La Palmosilla en San Fermín no ha podido ir mejor, con un encierro distinto a los seis anteriores para alegría de los mozos. Los toros que se lidiarán esta tarde por fin se han desmarcado de los cabestros y, a pesar de la tremenda velocidad que han impuesto, han puesto emoción y espectáculo de principio a fin.

Ha sido, además, limpio, sin heridos por asta pese a los momentos de peligro y con sólo tres trasladados al hospital por contusiones provocadas por las caídas. Los médicos han certificado que ha sido el encierro más "tranquilo" de este 2019.

El séptimo encierro de las fiestas, de nuevo multitudinario al coincidir en sábado, ha sido, sin embargo, el más rápido: ha durado 2 minutos y 12 segundos. Pese a ello ha propiciado bonitas carreras de los mozos que se han podido situar entre los astados, que por fin han dejado huecos entre ellos tras las protestas de muchos participantes en días atrás.

Como "el más tranquilo de estos Sanfermines a nivel sanitario" lo ha calificado el subdirector de urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra, Tomás Belzunegui, quien ha confirmado que no se han producido heridos por asta de toro.

Con las campanas de la iglesia de San Cernín anunciando las ocho de la mañana, se ha prendido la mecha que ha abierto el portón de los corrales de los que han partido los astados, encabezados por los cabestros, a los que rápidamente ha rebasado un toro colorado, al que se han sumado varios de sus hermanos llegando en algunos momentos hasta situarse cuatro toros en cabeza.

En la cuesta de Santo Domingo se han comenzado a despejar las incertidumbres sobre esta ganadería en su debut en las fiestas de San Fermín. En los primeros metros los toros han cogido velocidad y a diferencia de lo que suele ser habitual han comenzado a situarse en cabeza llegando a rebasar a los cabestros.

En pocos metros dos astados lideraban ya el grupo y a ellos se han sumado un tercero y posteriormente un cuarto, que han atravesado sin mayores incidencias la plaza Consistorial y se han dirigido hacia la curva de Mercaderes, que han superado sin problemas pese a que uno de ellos ha llegado a resbalar, pero sin llegar a caer.

En la Estafeta el grupo se ha estirado, lo que ha permitido a los corredores introducirse entre las astas, propiciando bonitas carreras, pero también numerosas caídas debido a la velocidad que los bureles han impuesto.

De la misma forma, rápidos y sin fijarse en los corredores, se han dirigido hacia Telefónica y han atravesado el callejón de la plaza de toros, entrando en chiqueros en un tiempo récord en lo que va de fiesta.

Por la tarde serán lidiados en el coso pamplonés por José Garrido, Luis David Adame y Javier Marín.

Lo último en Cultura

Últimas noticias