La obra de Subirachs en la Sagrada Familia de Barcelona es declarada bien de interés nacional

josep-maria-subirachs-la-sagrada-familia-barcelona
Josep María Subirachs en una foto del archivo de la Sagrada Familia de Barcelona.

El Gobierno central ha aprobado declarar bien cultural de interés nacional, en la categoría de monumento histórico, los grupos escultóricos de Josep Maria Subirachs en el Templo de la Sagrada Familia, después de que la Generalitat lo acordara en febrero en Consell Executiu.

Este lunes el BOE ha publicado la declaración, recogida por Europa Press, que fue propuesta por la consejera de Cultura de la Generalitat, Laura Borràs, y cuenta con informes favorables del Consell Assessor del Patrimoni Cultural Català y del Institut d’Estudis Catalans (IEC).

Forman parte de estas obras los grupos escultóricos de la fachada de la Pasión: ‘La Santa Cena’, ‘La oreja de Malco’, ‘La traición de Judas’, ‘La flagelación’, ‘El Alfa y el Omega’, ‘La negación de Pedro’, ‘El juicio de Jesús’, ‘El Cirineo’, ‘Jesús camino del Calvario’, ‘El soldado Longino’, ‘Los soldados jugando a dados’, ‘La Crucifixión’, ‘El entierro’, ‘El Espíritu Santo’ y ‘La Ascensión’.

También en la Pasión, son obra de Subirachs las puertas del Evangelio –‘Puerta del Evangelio de Mateo’ y ‘Puerta del Evangelio de Juan’–, la ‘Puerta de Getsemaní’, la ‘Puerta de la
Coronación’, y los ‘Apóstoles’ –‘Santiago el menor’, ‘Bartolomé’, ‘Tomás’ y ‘Felipe’.

En las puertas de la fachada de la Gloria, forman parte de los bienes reconocidos ‘El portal mayor’ –que contiene el texto completo del ‘padrenuestro’ y el de la cuarta petición–, la ‘Puerta de la primera petición’, la ‘Puerta de la segunda petición’, la ‘Puerta de la tercera petición’, la ‘Puerta de la quinta petición’, la ‘Puerta de la sexta petición’ y la ‘Puerta de la séptima petición’.

También forman parte de las obras de Subirachs la escultura de Sant Jordi, ubicada en el primer triforio de la nave central, y el semibusto de bronce del arquitecto Antoni Gaudí, ubicado en el Museo de la Sagrada Familia.

Expresionista y figurativo

Josep Maria Subirachs (1927-2014) recibió en 1986 el encargo de realizar los grupos escultóricos de la fachada de la Pasión del Templo, y dedicó más de veinte años de su vida a esculpir estos grupos escultóricos y otros elementos, una obra que se ha considerado la síntesis y la culminación de su carrera escultórica.

Después de transitar en su escultura del novecentismo a la abstracción geométrica, Subirachs creó un lenguaje escultórico contemporáneo y expresionista, que aplicó a la Sagrada Familia, y que no solo no perturba la obra arquitectónica de Gaudí, sino que contribuye a expresarla, ha observado el Gobierno.

Para representar los dos últimos días de la vida de Jesús de Nazaret, el escultor recuperó el expresionismo figurativo, buscando el efecto dramático y proponiendo una lectura que sigue una línea ascendente, en forma de S, que se distribuye en tres niveles.

La narración, con un relato argumental, estilístico y simbólico de episodios concretos de la historia religiosa del cristianismo, se presenta "de modo casi cinematográfico, y comienza con la escena de la última cena de Jesús con sus discípulos y termina con la escena del entierro, según recoge el BOE.

La obra de Subirachs en la Sagrada Familia está dotada de entidad propia y trasciende la obra arquitectónica que le hace de apoyo, a la vez que le aporta un valor cultural añadido de alto nivel y calidad artística: "Constituye un episodio excepcional en el contexto del arte y de la escultura contemporánea y ha convertido su autor en un referente esencial del arte catalán", ha destacado el Gobierno.

Últimas noticias