ACOSO EN LAS AULAS

Las agresiones en grupo como la de la niña apaleada en Benejúzar crecen un 30% en 2 años

VICENT MARZÀ
El ex consejero de Educación de la Generalitat Valenciana Vicent Marzà.

Los colegios valencianos registraron 420 casos de acoso en el curso 2019-2020, de los que 116 se cimentaron a través de las nuevas tecnologías. Las cifras son ligeramente inferiores a las del curso anterior (2018-19), cuando los casos de acoso alcanzaron los 542, de los que 87 se llevaron a cabo a través de la red, según datos de la Consejería de Educación, que dirige Vicent Marzà (Compromís). Las cifras son significativas y muy superiores a los 117 casos denunciados en 2017. Según el informe anual sobre acoso escolar de la Fundación Anar y Mutua Madrileña que recoge, entre otros, datos recopilados en talleres educativos de la Comunidad Valenciana, las agresiones en grupo en el ámbito escolar han pasado del 43,7% en el curso 2018-19 al 72,4% en el curso 2020-2021, casi un 30% más.

El pasado día 16 del presente mes de marzo una niña de 11 años fue agredida por un grupo de 7 menores, compañeros de colegio, en los baños de la biblioteca pública de la localidad alicantina de Benejúzar. Sufre una contractura cervical diagnosticada y necesita utilizar collarín a raíz de la paliza, que fue difundida por parte de los agresores en las redes sociales mediante un vídeo grabado mientras le pegaban puñetazos y patadas y la estiraban del pelo. Otra cuestión serán los daños psicológicos que pueda sufrir la menor a partir de ahora y que también habrá que valorar. Los hechos, conocidos ayer, martes, han causado una honda sensación no sólo en el ámbito del pequeño municipio de la comarca de la Vega Baja (5.000 habitantes), donde todos se conocen. La Fiscalía de Menores investiga lo sucedido tras la denuncia presentada por la familia de la menor ante la Guardia Civil de la cercana localidad de Almoradí.

El pasado diciembre, otros 2 menores, un niño y una niña fueron detenidos en Alicante por agredir a una niña y un niño de 12 y 14 años, respectivamente. Los esperaron al salir de clase. La niña, con un brazo fracturado, solicitó orden de alejamiento contra sus agresoras. 

El citado informe de la Fundación Anar, que acoge una muestra de trabajo de campo sobre 10.901 alumnos y 491 profesores en 5 comunidades autónomas además de la valenciana (Madrid, Castilla-León, Castilla La Mancha, Baleares y Canarias), revela también que el 21,8% de los alumnos reconoce haber participado en un caso de acoso sin ser consciente de ello. Los motivos más comunes de las agresiones están relacionados con el aspecto físico, ser diferente, por lo que dice, por sus gustos, por proceder de otro país, raza o religión, por la orientación sexual o por tener poco o mucho dinero. Los alumnos dicen, además, que casi la mitad de los casos de acoso escolar permanecen sin solución. Este curso, los centros valencianos han notificado más de 3.000 casos de problemas de convivencia escolar, cuando apenas se había superado el ecuador del curso. El problema continúa.

 

 

 

Lo último en Alicante

Últimas noticias