Lactancia materna

Extractor de leche manual: Por qué elegir y cuáles son los mejores modelos

extractor leche manual
Descubre las ventajas del extractor de leche manual y qué modelos son los mejores

La lactancia materna es algo que todos los expertos en nutrición y alimentación infantil así como los pediatras recomiendan, y aunque generalmente la madre la realiza ofreciéndole el pecho al recién nacido, puede que haya momentos, especialmente cuando se vuelve al trabajo que sea necesario extraerse la leche para que otra persona pueda alimentar al bebé. Los modelos más modernos suelen ser eléctricos pero parece que el manual sigue siendo el que más se usa de modo que os queremos explicar ahora porqué elegir el extractor de leche manual y cuáles son los mejores modelos actualmente.

Extractor de leche manual: Por qué elegir

Desde hace décadas, el extractor de leche se ha convertido en una herramienta que puede resultar muy valiosa para aquellas madres que, por una u otra razón, tienen que preparar biberones de leche para bebés y no siempre pueden sujetarlos al pecho.

Aunque las directrices más recientes sobre el tema sugieren, en lo posible, continuar con la lactancia materna exclusiva durante al menos los primeros seis meses, pero también hasta los dos años, existen varias razones por las que una madre no siempre puede amamantar de forma natural, y aquí es que el sacaleches, ya sea manual o eléctrico , resulta ser un aliado indispensable para contar siempre con suficiente suministro de leche.

Pero, ¿cuál preferir entre los dos modelos? Ambos tienen ventajas y desventajas, que trataremos de entender en el siguiente párrafo.

¿Extractor de leche manual o extractor eléctrico? 

Orientarse en la elección puede resultar más complicado de lo esperado, por lo que tratamos de aclarar los principales pros y contras de ambos.

Comenzando por el extractor manual, podemos decir que es un dispositivo pequeño, ligero y que ahorra espacio , lo que lo hace perfecto para quienes buscan una solución para llevar siempre encima, incluso en el bolso. Se acciona de forma manual , por lo que será la mujer la que regule la intensidad (fuerza y ​​velocidad), y no una máquina. El precio no debe subestimarse: de los dos tipos, el manual es el menos costoso del mercado y puedes comprar un buen producto por menos de 20 euros.

Los contras están sin duda en el uso , porque es cierto que será la propia mujer la que lo regule, pero también es cierto que es más lento , por lo que la operación será más aburrida. Además, algunas mujeres lo encuentran agotador e ineficaz.

El modelo eléctrico en cambio lo hace todo solo: basta con colocarlo sobre el pecho -o sobre los dos, si compras el de doble conexión- accionarlo y esperar el tiempo necesario para recoger la leche materna. Puedes ajustar la intensidad de la succión , más o menos fuerte según tu resistencia personal.

Sin embargo, el extractor de leche eléctrico muestra más de una desventaja. Es voluminoso y, una vez en funcionamiento, es ruidoso . Además, tiene un coste muy superior al manual, bastante por encima de los 100 euros.

Cómo usar el extractor de leche manual

Usar el extractor de leche manual no es nada complejo; de hecho, basta con colocar la válvula en el pecho y accionar el extractor manual, o la palanca, para que se cree la presión adecuada que permita la extracción de la leche materna, que terminará dentro del recipiente, que también se puede utilizar como biberón, añadiendo obviamente la tetina con el anillo una vez finalizada la operación de recolección.

Al finalizar el uso del extractor de leche, debe lavarse, esterilizarse y secarse adecuadamente antes del próximo uso.

Modelos de extractores de leche manual

Entre los modelos que más fácilmente se encuentran en el mercado, entre los sacaleches manuales tenemos sobre todo tres tipos.

  • Sacaleches manuales de pistón : en estos modelos el sistema de tiro se acciona mediante una palanca, situada en la parte superior del instrumento.
  • Sacaleches manual de jeringa : está compuesto por una especie de jeringa de vidrio al final de la cual se encuentra la copa que se colocará sobre el seno. El principio de funcionamiento es exactamente el mismo que el de una jeringa común: después de colocar la copa contra el pecho, se debe tirar hacia afuera de la parte móvil del instrumento para extraer la leche.
  • Sacaleches manual con extractor : en este extractor de leche la copa va conectada a un extractor, similar al de los esfigmomanómetros.

Los mejores modelos de extractor de leche manual

Por último, queremos ofreceros aquellos modelos de extractores de leche manuales que más se venden actualmente en tiendas como Amazon.

  • NUK Soft & Easy:  Se trata de un sacaleches con una forma muy particular, llamado «jeringa» y, en comparación con los demás, es aún más pequeño, manejable y compacto. Este producto también se recomienda para la extroflexión del pezón en retroversión. Su precio apenas llega a los 14 euros.
  • Extractor de leche manual Tommee Tippee: De la firma Tommee Tippee encontramos este  auténtico kit que incluye no sólo el extractor de leche y su biberón sino también un esterilizador para microondas. Su precio en Amazon es de 45,50 euros.
  • Extractor de leche manual natural Philips Avent: Cuenta con suaves almohadillas de masaje que estimulan la producción y extracción de leche materna. En la caja encontrarás varios componentes, incluyendo tetina blanda Natural “Prime Nursing”, 1 orificio (0 m+) y biberón Natural de 125 ml, tapa de transporte y pack test de vaso de lactancia. Su precio en Amazon apenas supera los 55 euros.

Lo último en Bebés

Últimas noticias