Niños

Diálogo entre padres e hijos: consejos para facilitarlo

Desde que los niños son pequeños, debemos establecer una buena comunicación con ellos, con el fin de poder facilitar el diálogo padres e hijos cuando llegan a la adolescencia.

diálogo padres e hijos
Consejos y pautas para facilitar el diálogo entre padres e hijos

Ser padres no es algo fácil, y aunque esta sea también una labor llena de alegría y orgullo, llega un momento en el que tal vez la comunicación entre los padres y los niños ya no es tan fluida o sencilla como cuando eran pequeños. Veamos a continuación, algunas pautas y consejos, que os van a servir para poder facilitar el diálogo entre padres e hijos.

Si tenemos niños en casa, y estos son pequeños, es fácil que la comunicación o el diálogo sea hasta cierto punto, sencilla, pero a medida que los niños van creciendo y se hacen más independientes, es posible que dicha comunicación comience a fallar hasta el punto de llegar a tener una relación en la que los gritos, los portazos y los enfados, estén a la orden del día.

Cómo podemos facilitar el diálogo entre padres e hijos

diálogo padres e hijos

La clave para que exista siempre un buen diálogo entre padres e hijos, es que motivemos dicha comunicación desde que los niños son pequeños. De este modo, al llegar a la etapa de la adolescencia, que es sin duda la más complicada en la infancia de cualquier niño o niña, nuestros hijos sabrán cómo comunicarse con los padres y aunque a veces no tengan ganas de hacerlo estarán más receptivos.

Pensemos que a partir de los cuatro o cinco años, los niños ya pueden entender un discurso más complejo: es bueno entonces hablar con los niños que intentan ponerse al nivel de los padres pero intercambian pensamientos y si hay problemas o malentendidos, será más fácil buscar soluciones juntos. Esto les ayudará a fijar su atención y adquirir algunas habilidades para escuchar. Hablar dando espacio a todos ayudará a los niños simplificar la relación con los adultos y, mañana como adultos, a enfrentar a la sociedad.

Por esta razón es bueno acostumbrarlos al diálogo desde una edad temprana , para contar incluso los eventos micro diarios: esto ayuda en cualquier caso también a intervenir si hay un problema antes de que crezca. Hablar ayuda a los niños a tener plena confianza en sus padres y, si es un hábito, será más natural hacerlo incluso en la adolescencia cuando los problemas se complican, ya que ese idilio se rompe (incluso con recaídas regulares) y los padres pasan a ser un estorbo más que una ayuda.

Durante la adolescencia de los niños, los adultos son desafiados y la relación padre-hijo cambia: también surgen discusiones para construir una relación que ya no es entre niños y adultos, sino entre dos personas «adultas». Es aconsejable entonces dejar que hablen, aunque no con demasiada libertad, intercambiando opiniones y tratando de poner la discusión de manera equilibrada respetándose mutuamente.

Lo importante es que siempre haya una comprensión de la situación, y que los padres escuchen sin la necesidad de estar rebatiendo todo lo que digan los hijos, ya que entonces lograrán que los niños puedan acercarse a ellos cuando realmente necesiten hablar.

¿Y en el caso de los hijos? Bueno es algo complicado decirle a un adolescente que escuche o que de alguna manera entienda la posición de los padres, pero si actúan de forma independiente, sin hacer caso a nada o a nadie, es posible que las consecuencias no sean las que esperan. En este sentido, es mejor que el adolescente se exprese en los términos que considere, pero deberá entender también que los padres lo hagan y que además respeten los límites que se hayan puesto. En ocasiones esto provocará tensiones, pero a la larga, es posible que el adolescente entienda que los padres actúan para protegerle y por su beneficio. Es entonces cuando el adolescente debe tener la capacidad de exponer su punto de vista y hacer ver a sus padres (si es así) que tal vez sus límites son exagerados o demostrarles que pueden confiar en él o en ella. ¿Cómo? Con una buena comunicación y diálogo.

Lo último en Bebés

Últimas noticias