Embarazo

Deportes durante el embarazo: cuáles debes evitar y cuáles puedes practicar

Descubre qué deportes son aconsejables durante el embarazo y cuáles es mejor evitar ya que ponen en riesgo la salud del feto.

deportes embarazo
Descubre cuáles son los deportes que podemos practicar y cuáles no, durante el embarazo

Practicar deportes durante el embarazo es siempre aconsejable aunque lo cierto es que no todos son recomendables. Para saber cuáles son los deportes más aconsejables durante el embarazo y cuáles no, deberemos tener en cuenta en qué momento nos encontramos de nuestro periodo de gestación, pero además guiarnos por todo lo que os explicamos a continuación.

Para saber diferenciar de manera correcta, podemos generalizar diciendo que cualquier deporte que no implique demasiada fuerza o contacto físico cuerpo a cuerpo, así como el riesgo de caídas o de golpes en el abdomen se puede practicar durante el embarazo, pero entre los muchos que hay, podemos matizar con mayor detalle.

Deportes durante el embarazo: cuáles debes evitar y cuáles puedes practicar

deportes embarazo

Cualquier deporte que ponga en riesgo el desarrollo del feto, debe evitarse a toda costa durante el embarazo, en especial aquellos que implican correr o saltar, ya que además aumentan la contractilidad uterina. Por lo tanto, es mejor que evites a toda costa montar a caballo y esquiar, pero también por ejemplo el esgrima, ya que se deben evitar todas las actividades competitivas y juegos de todo tipo, donde el riesgo de impacto con otros jugadores sea elevado.

¿Qué pasa con las abdominales?

De forma especial muchas mujeres que acuden al gimnasio o que se ejercitan en casa, suelen preguntarse qué pasa con las abdominales, y lo cierto es que están permitidas siempre y cuando el abdomen lo permita, es decir, hasta las 23-25 ​​semanas aproximadamente . Después de este periodo será casi imposible practicarlas ya que el abdomen impide la ejecución de los ejercicios, además de la dificultad de la madre para tumbarse y hacer los ejercicios. De todos modos, siempre y cuando el médico lo permita, los abdominales en el agua sí que son recomendables hasta el final del embarazo, ya que el agua alivia el peso del vientre.

En cualquier caso, si durante la ejecución de los abdominales sientes un endurecimiento del abdomen, es recomendable detenerse (también por esta razón, la gimnasia en el embarazo siempre debe hacerse bajo la guía de un instructor).

Ejercicios acuáticos y natación en el embarazo

Entre los deportes sí recomendados en el embarazo, podemos hablar de las actividades acuáticas ya que tienen un impacto cero en el cuerpo, si bien  agua alivia el peso del abdomen, elimina el riesgo de trauma, promueve los movimientos y facilita el retorno venoso.

En cuanto a la natación, es aconsejable siempre y cuando ya conozcas los estilos, de lo contrario, debe dejarlo solo porque corre el riesgo de acentuar la lordosis lumbar o cervical, causando dolor a lo largo de la columna vertebral.

Bicicleta durante el embarazo

Tanto la bicicleta clásica, siempre y cuando sepas cómo usarla y elegir caminos indicados para ir en bicicleta y no caminos transitados o caminos irregulares, como la bicicleta estática, combinan los beneficios de la actividad física con los beneficios del pedaleo ya que se trata de un deporte aeróbico que fortalece el sistema cardiovascular, entrena la respiración y estimula el empuje de la sangre hacia arriba.

Sin embargo, es mejor evitar la bicicleta al final del embarazo, cuando el peso del bebé es mayor, además de desequilibrar y ser un riesgo que altera el equilibrio, evita mantener las piernas en el eje y sobrecarga las articulaciones de las caderas y las rodillas».

Gimnasio durante el embarazo

Por otro lado, ir al gimnasio es excelente en el embarazo porque la actividad puede ser modulada de acuerdo a tus necesidades, el grado de entrenamiento y la edad gestacional; Además, si utilizas las máquinas, puede elegir las más adecuadas para su condición, variando los pesos para personalizar la intensidad del ejercicio «.

Estiramientos en el embarazo

Hacer estiramientos durante el embarazo ayuda a mejorar la flexibilidad de las articulaciones y la elasticidad muscular, a fin de prevenir contracturas dolorosas o traumas de los tendones musculares.

También es excelente para promover la circulación venosa, aliviar las tensiones y brindar una sensación general de relajación.

Yoga durante el embarazo

El yoga presta especial atención a escuchar el cuerpo, la meditación y la respiración, elementos que son importantes para ponerse en contacto con el niño, controlar las ansiedades y obtener un profundo bienestar interior. Saber cómo percibir el cuerpo también permite participar más activamente en el parto, presionando de manera más efectiva y consciente para facilitar el nacimiento del bebé.

Pilates en el embarazo

El pilates es una forma de gimnasia de rehabilitación, con cuerpo libre y con la ayuda de máquinas especiales, que ayuda a adquirir conciencia y control de los movimientos y los músculos involucrados en los movimientos. Este es un tipo de ejercicio particularmente útil en el embarazo porque los ejercicios se pueden clasificar según las necesidades específicas de la mujer, centrándose en los músculos posturales y, en general, en los grupos musculares más involucrados en las transformaciones de los nueve meses.

Danza del vientre en el embarazo

La danza del vientre es una actividad cada vez más popular entre las futuras madres, ya que sus movimientos son excelentes para movilizar la columna vertebral y la pelvis y fortalecer los músculos ‘estratégicos’ del embarazo, como los músculos perineales y los abdominales.

Todos los ejercicios y deportes indicados al detalle son los más aconsejables durante el embarazo, pero ante cualquier duda lo más aconsejable es consultar al médico.

Lo último en Bebés

Últimas noticias