Coronavirus

Coronavirus en niños: Así es como difiere el Covid-19 en niños y en adultos

Un estudio realizado en China a pacientes pediátricos con coronavirus concluyó que en los niños, existe una mayor coinfección que en adultos.

coronavirus en niños
Un estudio a pacientes pediátricos concluye que el Covid-19 tiene más riesgo de contagio en niños que adultos

Aunque los casos de coronavirus, o infección por Covid-19 son más leves en los niños, la coinfección de estos puede ser mayor que en los adultos, tal y como se deriva de una serie de análisis en pacientes pediátricos hospitalizados en Wuhan, China.

Coronavirus en niños: Así es como difiere el Covid-19 en niños y en adultos

coronavirus en niños

Según un informe publicado en la revista  Pediatric Pulmonology, a partir de un estudio de la doctora  Wei Xia, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong, Wuhan, China, los hallazgos señalan la necesidad de hacer una TC de tórax temprana con el fin de detectar patógenos en niños con sospecha de infección por COVID-19.

Fueron 20 pacientes pediátricos hospitalizados entre el 23 de enero y el 8 de febrero de 2020, los que sometieron al estudio en el que se llegó a la conclusión de que los síntomas que presentaron: fiebre y tos, estaban presentes en un 60% y 65% ​​de los niños infectados pero además, la coinfección se detectó en ocho pacientes (40%).

Los síntomas son entonces similares a los que tienen los adultos con coronavirus, aunque su manifestación es más leve y el pronóstico general era muy bueno. Cabe recalcar que 7 de los 20 (35%) niños analizados tenían enfermedades congénitas o adquiridas previamente diagnosticadas, lo que sugiere que tal vez los niños con afecciones subyacentes pueden ser más susceptibles, señalan la Dra. Xia y sus colegas.

Otro de los hallazgos que se subraya en el estudio es que el 80% de los pacientes tenían elevaciones de procalcitonina (PCT) que no suelen darse en los pacientes adultos diagnosticados con COVID-19. PCT es una prueba que sirve como marcador de infección bacteriana y «[este hallazgo] puede sugerir que el tratamiento antibacteriano de rutina debe considerarse en pacientes pediátricos«, escribieron los investigadores.

En cuanto a los resultados de los TC de tórax en niños, sus resultados fueron parecidos a los obtenidos en pacientes adultos con «opacidades subpleurales unilaterales o bilaterales de vidrio esmerilado y consolidaciones con signos de halo circundantes», tal y como señala la Drs. Xia y sus colaboradores, agregando que esos resultados tan solo se dieron en la mitad de los casos pediátricos analizados, por lo que se tienen que considerar como«signos típicos en pacientes pediátricos».

El coronavirus y los niños en Wuhan

Cuando se produjeron los primeros días del brote por Covid-19 en Wuhan, China, una de las primeras cosas que se señalaron es que los casos pediátricos de la enfermedad eran «bastante raros».

El estudio que se ha realizado ahora, señala que aunque los niños son «susceptibles a la infección«, esto puede deberse sobre todo a que tienen un sistema inmunitario todavía en desarrollo. De ahí que los casos de coronavirus en niños sea algo todavía «confuso» dado que aunque se les puede hacer la prueba, el resultado puede tener relación con otros patógenos infecciosos comunes del tracto respiratorio en pacientes pediátricos, algo que para los investigadores, «sigue siendo un problema».

El estudio pediátrico realizado por la Dra. Xia y sus colaboradores revisó 20 casos pediátricos, incluidos 13 niños y 7 niñas con edades que van desde menos de 1 mes a 14 años. De estos trece tuvieron un contacto cercano identificado con un familiar diagnosticado con COVID-19, y todos fueron tratados en una sala de aislamiento. Un total de 18 niños fueron curados y dados de alta después de una estadía promedio de 13 días, y 2 neonatos permanecieron bajo observación debido a los resultados positivos de la muestra con resultados negativos de la TC. Los investigadores especularon que los diferentes hallazgos en los recién nacidos quizás fueron causados ​​por la influencia del parto en el muestreo o las manifestaciones específicas de la TC para los recién nacidos, y agregaron que se necesitan más muestras para una mayor aclaración.

Con base en estos hallazgos, «las imágenes de TC de la infección por COVID-19 deben diferenciarse con otras neumonías virales como el virus de la influenza , el virus de la parainfluenza , el virus sincitial respiratorio y el adenovirus», concluyeron. También debe «diferenciarse de la neumonía bacteriana , la neumonía por micoplasma y la neumonía por clamidia … la densidad de las lesiones de neumonía causadas por estos últimos agentes patógenos es relativamente mayor».

Sin embargo, la  Dr. Xia y sus colegas señalaron que las manifestaciones de la neumonía por TC en el tórax causadas por diferentes agentes patógenos se superponen, y la neumonía por COVID-19 «puede superponerse con manifestaciones de imagen graves y complejas, por lo que se deben combinar los exámenes epidemiológicos y etiológicos».

Los investigadores concluyeron que la neumonía por el virus COVID-19 en niños es generalmente leve, y que los cambios característicos de las opacidades subpleurales del vidrio esmerilado y las consolidaciones con halo circundante en la TC de tórax proporcionan un «medio eficaz para el seguimiento y la evaluación de los cambios de las lesiones pulmonares «.

«En el caso de que la tasa positiva de la prueba de ácido nucleico COVID-19 de las muestras de torunda faríngea no sea alta, la detección temprana de lesiones por TC es propicio para un manejo razonable y un tratamiento temprano para pacientes pediátricos. Sin embargo, en el diagnóstico de COVID-19, la neumonía por imágenes de TC por sí sola no es suficiente, especialmente en el caso de la coinfección con otros patógenos «, escribieron la Dra. Xia y sus colegas. «Por lo tanto, la detección temprana de TC de tórax y el seguimiento oportuno, combinados con la detección de patógenos correspondiente, es un protocolo clínico factible en niños».

Lo último en Bebés

Últimas noticias