Educación

Cómo educar a los niños con responsabilidad

Educar a los niños con responsabilidad y con valores es posible incluso siguiendo un modelo de enseñanza más abierto a los de antaño.

educar niños con responsabilidad
Pautas para saber educar a los niños con responsabilidad y que estos sean responsables

Ser padre o madre es algo que exige responsabilidad. En los tiempos que corren puede ser más fácil o más «tentador» educar a los niños desde una perspectiva en la que les demos libertad para hacer lo que deseen, pero eso no quiere decir que no tengamos que asumir nuestra responsabilidad de criar y educar a los niños de forma responsable. Veamos a continuación algunas pautas que nos servirán para educar a los niños con responsabilidad.

Cómo educar a los niños en la responsabilidad

educar niños con responsabilidad

Educar a los niños, verlos crecer y ver su capacidad para tomar decisiones autónomas y resolver pequeños problemas todos los días es una gran satisfacción para todos los padres que entienden que han hecho bien su trabajo. Y es que aunque los modelos educativos han cambiado radicalmente en comparación a cuando éramos hijos, es posible ser padres modernos sin abandonar la educación que nos enseñaron nuestros padres.

Puede que el viejo modelo autoritario de familia ahora ha cambiado irremediablemente y la relación entre padres e hijos se ha vuelto más elástica, en ocasiones sin que hayan límites marcados, pero todavía es posible inculcar valores y para ello es imprescindible que como padres asumamos nuestra responsabilidad.

En el pasado la familia, con todos los miembros que la forman, eran lo principal y aunque no lo parezca sigue siéndolo, de modo que una de las primeras pautas para que los niños sean educados bajo una perspectiva responsable es importante salvaguardar las relaciones con los miembros de la familia de modo que los niños puedan prestar atención y amor a quienes nos rodean a diario.

Responsabilidad por lo que nos rodea

Por otro lado, los niños tienen que ver en los padres que son un ejemplo de responsabilidad y en este sentido ser responsables con lo que nos rodea. No solo tenemos que pensar en nosotros primero, sino pensar en los demás, en el bienestar de la familia y demostrar que estamos comprometidos con nuestras vidas tal y como las hemos establecido.

Y para inculcar esto a los niños, es necesario que hagan más que las tareas escolares y ya está, sino que deben ser estimulados por otras actividades capaces de hacerlos más responsables e inspirarlos a ser personas interesadas y conscientes .

Y además los padres deben involucrarse en lo que hacen los hijos. Preguntar y mantener un diálogo para que los niños vean que nos tomamos en serio sus actividades y responsabilidades, manteniendo un diálogo constructivo, sin limitarse a un simple intercambio de opiniones.

¿Debemos delegar? Solo si es necesario

Los ritmos frenéticos, los compromisos laborales y una rutina que no parece detenerse nunca, suele derivar en la consiguiente delegación de nuestras responsabilidades a la escuela, la niñera o los abuelos, pero lo cierto es que cualquier compromiso que tengamos no siempre pueden ser la excusa para delegar. La figura materna o paterna no es la única capaz de impartir enseñanzas y modelos educativos, esto es cierto, pero la participación activa de los padres en la educación de los hijos, es la única verdaderamente irremplazable. En este sentido, se hace necesario reevaluar el papel de los padres y aunque siempre es bueno aprender a delegar, solo hay que hacerlo cuando sea posible, sin escapar de las propias responsabilidades esenciales.

Últimos consejos

Educar a un niño con responsabilidad no es una tarea simple, pero es algo que se puede conseguir poco a poco aplicando lo indicando pero también estas pautas finales.

  • Es apropiado compartir con el niño cualquier pensamiento y decisión que pueda asumir con su edad.
  • Es importante explicar las decisiones y resoluciones tomadas por los padres en la vida diaria discutiendo y aclarando las dudas del niño, en resumen, aprendiendo a razonar juntos .
  • Cuando el niño crezca, es apropiado, cuando las circunstancias lo permitan, intentar hacerlo responsable ofreciéndole la oportunidad de participar activamente en el proceso de toma de decisiones, ayudando a encontrar una solución donde haya problemas.
  • Por último es importante señalar, que la responsabilidad surge de la capacidad de los padres para ser un buen oyente, predispuesto a escuchar el punto de vista del niño, y listo para la comparación y la atención.

Lo último en Bebés

Últimas noticias