Limpieza

Beneficios de involucrar a los niños en las tareas del hogar

El desarrollo cognitivo, la autoestima o aprender a trabajar en equipo, son algunos de los beneficios que tiene el involucrar a los niños en las tareas del hogar.

tareas hogar niños
Descubre qué beneficios tiene implicar a los niños en las tareas domésticas

Realizar las tareas del hogar en familia es algo que aunque no lo parezca puede servirnos para estar más unidos, y también para enseñar valores a los niños como la importancia del orden, de ser responsables de las cosas propias y también que el trabajo en equipo da sus frutos, pero además, podemos enumerar también otros beneficios de involucrar a los niños en las tareas del hogar.

Beneficios de involucrar a los niños en las tareas del hogar

tareas hogar niños

Dependiendo de la edad que tengan los niños, estos pueden hacer más o menos tareas del hogar, y aunque seguramente a medida que vayan creciendo se mostrarán más inaccesibles a hacerlas, tienen que entender que participar del orden de la casa es algo que en el fondo les beneficia e incluso les va a ir bien para convertirse en mejores adultos. Pero ¿cuáles son esos beneficios concretos?. Los vemos a continuación

  1. Desarrolla la motricidad fina. Hacer la cama, ordenar los juguetes, vestirse o poner la mesa son ejercicios excelentes para estimular el equilibrio y la coordinación motora de los niños que están en edad preescolar. También son un buen ejercicio para fomentar la coordinación ojo-mano y el movimiento de agarre y agarre de objetos.
  2. Estimula la capacidad de colaborar. Cuando los niños saben que están involucrados en las tareas del hogar, se sienten parte de un equipo. Este sentimiento de pertenencia a un grupo y la capacidad de colaborar con el resto de miembros de la familia desarrollará su capacidad para seguir instrucciones y su capacidad para trabajar en grupo, algo que en el futuro podrá aplicar en diversos aspectos de la vida, especialmente, para el trabajo.
  3. Promueve la confianza en uno mismo. El hecho de que los padres pidan a sus hijos que les ayuden con las tareas del hogar es una gran cosa para los niños. Los más pequeños lo percibirán como un gran gesto de confianza y se sentirán apreciados por sus padres, lo que estimulará la confianza en sí mismos y la autoestima.
  4. Mejora su sentido de organización y desarrolla un buen desempeño académico. Se ha demostrado que los niños que participan en las tareas del hogar desde una edad temprana tienden a ser más organizados que los que no lo hacen hasta una edad mayor. Una ventaja que no solo se expresa en el entorno familiar, sino que también tiene un impacto positivo en el desempeño académico y profesional.
  5. Facilita el establecimiento de hábitos. Los hábitos y rutinas son muy importantes en la vida de los niños, ya que no solo les permiten organizarse mejor, sino que también los hacen más seguros. Además, se ha encontrado que los niños que siguen hábitos en el hogar tienden a desempeñarse mejor en la academia ya que tienden a tener un mayor desarrollo de su pensamiento lógico. Por tanto, colaborar en casa es una forma de enseñarles a crear hábitos saludables.

Claves para involucrar a los niños en las tareas del hogar

Los niños pueden entender que hacer las tareas del hogar es algo beneficios para ellos, pero tenemos que lograr involucrarlos para que les apetezca hacer las tareas en cuestión. Para ello, podemos recurrir a estas tres claves:

  1. Muéstrales cómo se hace: Antes de pedirle a tu hijo que te ayude con una tarea, es importante que le expliques cómo se hace. Esto evitará que el pequeño se frustre por no saber hacer lo que le pides.
  2. Ten paciencia: No importa qué tan bueno sea tu hijo, es probable que no lo haga tan bien como tú, ya sea porque no presta la debida atención o porque aún no ha desarrollado las habilidades necesarias para esa tarea. En cualquier caso, es importante no reprenderlo por no hacer bien la tarea, en cambio, puedes enseñarle a perfeccionarla después de reconocer su esfuerzo. Ten en cuenta que aunque no haya salido como estaba planeado, el pequeño ha dado lo mejor de sí y si lo criticas, solo lo harás sentir mal y dañará su propia seguridad.
  3. Adapta las responsabilidades a su edad: Cualquier tarea doméstica requiere un conjunto de habilidades que los niños solo desarrollarán a medida que crezcan. Cuando son muy pequeños, es probable que estén listos para recoger sus juguetes, pero no pueden vestirse porque aún no han desarrollado una coordinación completa. Por tanto, si le pides que te ayude con una tarea para la que aún no está preparado, lo más probable es que acabe frustrado y pierda la confianza en sí mismo. Para evitar que esto suceda, es importante que la tarea sea apropiada para su edad.

Lo último en Bebés

Últimas noticias