Niños

Almohadas para niños pequeños: ¿cuándo puedes usar una y cuáles son las mejores?

almohadas niños
Las almohadas que se recomienda comprar

Cuando tu bebé es un recién nacido y durante varios meses después, el consejo oficial es no usar almohada. No solo la cabeza de tu bebé se desarrolla de una manera que significa que no necesita una almohada mientras duerme , sino que también existe el riesgo de asfixia por tener una almohada en su cuna. Pero ¿y cuándo ya pueden usarlas? Descubramos más sobre las almohadas para niños pequeños: ¿Cuándo puedes usar una y cuáles son las mejores?.

Almohadas para niños: Cuándo usar

El consejo de los pediatras es que los niños no comiencen a usar almohada al menos hasta que tenga el año o año y medio. Antes de los doce meses, no es nada aconsejable ya que se ha demostrado que el uso de almohadas por sí solo aumenta la probabilidad de que se produzca el SMSL o Síndrome de Muerte Súbita del Lactante hasta 2,5 veces, dado que tener una almohada en la cuna de tu bebé no solo crea riesgo de asfixia sino también de sobrecalentamiento.

Pero una vez que su pequeño se convierte en un niño pequeño y se muda a una cuna o una cama para niños pequeños , es posible que se sienta más cómodo con una almohada. Además, muchos juegos de cama para niños pequeños vienen con una funda nórdica y una funda de almohada, así que, ¿es el momento adecuado para darle a tu niño una almohada para dormir?.

Por ello muchos padres usan como pauta no usar almohadas hasta que pasan al niño a su propia cama dejando atrás la cuna, algo que puede pasar tanto a los 18 meses como a los tres años, pero se debe tener en cuenta además si el niño se mueve mucho o no, tal y como os vamos a explicar a continuación.

Hasta entonces, los edredones y las almohadas pueden causar como decimos una amenaza de asfixia o sobrecalentamiento. Por lo tanto, es mejor mantener estos artículos fuera de la rutina de sueño de tu pequeño. Cuanto más vacía esté la cuna más seguro será el sueño.

¿A qué edad debe mi niño usar una almohada?

Como adultos, no podemos imaginar ir a la cama sin abrigarnos con una almohada cómoda. Pero sabemos cuánto se mueve un niño pequeño durante el sueño. ¿Con qué frecuencia entras en su habitación para comprobar cómo están solo para encontrarlos boca abajo, con los pies colgando del borde y la cabeza en el extremo opuesto de la cama desde donde comenzaron?

Si va a introducir una almohada, gestiona tus expectativas. Es posible que tu niño pequeño no duerma profundamente en una posición con una almohada bien colocada durante toda la noche.

Es mejor esperar el mayor tiempo posible antes de darle una almohada a tu niño pequeño; espera hasta que muestre interés en una y no se mueva tanto por la noche. Mantener la cama de tu hijo lo más libre posible de juguetes , ropa de cama y cojines es el mejor enfoque durante el mayor tiempo posible.

Las mejores almohadas para niños pequeños 2022

A continuación, encontramos las mejores almohadas para niños pequeños disponibles para comprar en online y describimos sus características clave.

  • ClevaMama ClevaFoam Almohada para niños pequeños: Esta almohada para niños pequeños está hecha de ClevaFoam, la creación de ClevaMama . Es transpirable e hipoalergénica, con una estructura de celdas abiertas para sostener la cabeza, el cuello y la columna vertebral de su pequeño mientras duerme. También tiene un PH equilibrado, lo que significa que es ideal para niños con asma o alergias. Puede squitar la funda para lavarla a máquina: la cremallera está invertida para evitar que la cara de tu niño pequeño se enganche. Se vende en Amazon y cuesta algo más de 25 euros.
  • Silentnight Safe Nights Almohada antialérgica para cuna: Habrás oído hablar de la marca Silentnight, ya que es una empresa de renombre en la que confiar para una almohada para niños pequeños. Diseñada  para ser cómoda para el sueño de tu pequeño pero también antialérgica, te brinda tranquilidad adicional si tu hijo tiene alguna alergia. El interior es 100% fibra hueca mientras que la cubierta es de polialgodón. Es lavable a máquina y también se puede secar en secadora. Su precio en Amazon está en torno a los 19 euros.
  • Almohada de bambú de espuma viscoelástica para niños Panda: Una opción de espuma viscoelástica, que podrías tener como tu propia almohada para adultos. Está diseñada para amoldarse a la cabeza de tu hijo y mantener el cuello y la columna vertebral alineados durante el sueño (aunque eso solo funciona si tu niño pequeño no se retuerce y se levanta de la almohada). El bambú es naturalmente hipoalergénico y antibacteriano, resistente al moho y a los ácaros del polvo, por lo que es ideal si tu pequeño tiene asma o alergias. También es antiestático, por lo que es muy cómodo contra la piel. Esta funda de almohada se puede lavar a máquina y el bambú se seca más rápido que el algodón; no puede lavar a máquina la almohada de espuma, pero puede limpiarla con un paño. Su precio en Amazon es de algo más de 48 euros.

Lo último en Bebés

Últimas noticias