Día Mundial de la Televisión: Conoce los beneficios de que tus hijos la vean

Día Mundial de la Televisión
Día Mundial de la Televisión. Conoce los beneficios de que tus hijos la vean
Comentar

Ayer celebrábamos el Día Universal del Niño y hoy, 21 de noviembre, vamos a hacer lo propio con el Día Mundial de la Televisión. Se trata de una fecha especial y significativa en torno a un medio de comunicación que se ha convertido en imprescindible en nuestras vidas tanto para informarnos como para entretenernos e incluso para ampliar nuestra cultura.

Sigue leyendo y podrás conocer no solo el porqué de esta jornada sino también el porqué es beneficioso que tus hijos vean la pequeña pantalla.

El origen del Día Mundial de la Televisión

Lo primero que merece la pena descubrir es el origen de este Día Mundial de la Televisión. En este caso, hay que remontarse hasta la década de los años 90. Exactamente hay que retrotraerse hasta diciembre del año 1996 que fue cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante una resolución, acordó que se celebrase esa jornada tan especial como una manera de promover el intercambio mundial sobre programas relacionados con la paz, el desarrollo económico, la seguridad o cuestiones culturales y sociales.

Si se determinó que esa conmemoración tendría lugar el 21 de noviembre fue porque en esa fecha se celebró, concretamente entre el 21 y el 22 de noviembre de 1996, el Primer Foro Mundial sobre la Televisión que organizó la ONU. Un foro al que acudieron numerosas personalidades de ese sector y en el que la televisión fue “reconocida como una herramienta importante de orientación, canalización y movilización de la opinión pública. Su impacto en los asuntos políticos no puede, por tanto, negarse”.

Datos curiosos sobre la televisión

Día Mundial de la Televisión
Curiosidades sobre la televisión

Además de conocer el porqué de la televisión, te puede interesar descubrir algunos datos curiosos sobre ese medio de comunicación:

  • En el año 1925 fue cuando se realizó la primera experiencia real de la televisión. El encargado de acometerla fue el escocés John Logie Baird. No obstante, las primeras emisiones públicas como tal las llevó a cabo la BBC en el año 1927. Tras esas llegarían las de Estados Unidos en 1930 y las de Francia en 1935.
  • En España no fue hasta el año 1956 cuando se produjo la primera emisión oficial de TVE.
  • En el año 1939 solo había un televisor en nuestro país y era propiedad de un ingeniero llamado Vicente Guiñau. Este, al no haber retransmisiones en España, veía las que podía captar a través de señales del extranjero.
  • Los primeros televisores llegaron en ese citado 1956 y venían a costar 30.000 pesetas. Tenían un precio elevadísimo ya que esa cantidad, en base a la situación del país en aquel momento, podría equipararse a unos 45.000 euros de hoy.
  • Una de las retransmisiones más vistas de la historia de la televisión fue el alunizaje del Apolo 11, el 21 de julio de 1969. La vieron 600 millones de personas en todo el mundo.

Los beneficios de que tus hijos vean la televisión

Día Mundial de la Televisión
La televisión y sus beneficios para los niños

En prácticamente todos los hogares hay una televisión que, para muchos padres, no es más que una “caja tonta”. No obstante, deben saber que están equivocados y que la misma puede resultar muy beneficiosa para sus hijos por estos y otros motivos:

  • Les permite conocer otros rincones del mundo y otras culturas.
  • Les ayuda a entretenerse.
  • No menos relevante es que les da la oportunidad de ampliar su vocabulario e incluso de aprender idiomas a través de distintos espacios, tales como series y películas.
  • Les inculca enseñanzas relativas a valores, a maneras de comportarse adecuadamente, a la importancia de seguir una alimentación sana, a lo relevante que es hacer deporte..

Consejos para que los pequeños disfruten de la televisión adecuadamente

Para que los menores puedan disfrutar de la televisión y disfrutar de los citados beneficios es importante que los padres sigan estos consejos:

  • Deben establecer un horario para verla. Es la forma de evitar que pasen horas y horas sentados delante de la pantalla.
  • Es importante que los adultos elijan muy bien los programas que sus hijos pueden ver en función de la edad que tienen.
  • No menos relevante es que jamás se debe tener la televisión encendida cuando se está desayunando, comiendo o cenando. Ese es un momento para estar en familia y para hablar.
  • Además de series de dibujos animados o incluso películas, existen programas educativos que versan sobre valores, sobre distintas asignaturas, sobre problemáticas tales como el bullying…Por eso, los padres deben elegirlos en pro de la educación de sus pequeños.

Últimas noticias