La zapatera viral de Sevilla denuncia «cero ayudas del Gobierno»: «Tenemos la soga al cuello»

Rocío Morales, propietaria junto a su marido de la zapatería Pasarela en Carmona (Sevilla), se hizo viral con un vídeo denunciando la paradoja del estado de alarma, que permitía comprar zapatos en un hipermercado pero no en su zapatería. En declaraciones a OKDIARIO, admite que la situación no es fácil y se dirige a Sánchez: «Debería escucharnos. Tenemos la soga al cuello».

«¿Ayudas? Ninguna, cero patatero. Lo primero que tenían que haber hecho era anular la cuota de autónomos. Pero no sólo durante los dos primeros meses, sino durante toda la pandemia. Porque no estamos vendiendo y no llegamos a pagar los impuestos tan altos que pagamos los autónomos. No nos han ayudado hasta ahora en nada», lamenta Rocío.

Como propietaria de un negocio, reivindica el sector de trabajadores por cuenta propia: «Lo llevamos bastante mal. Somos un colectivo muy grande: comerciantes, hosteleros, taxistas, feriantes, camioneros… Y creo que deberían escucharnos un poquito, porque estamos todos con la soga al cuello y no podemos más. Pedimos ayuda, lo primordial es que nos bajen la cuota de autónomos. Somos el país de la Unión Europea con la cuota más alta y con esta crisis no llegamos ninguno».

Rocío recuerda los primeros meses de pandemia, todavía más duros si cabe: «Nos obligaron a cerrar en marzo, como a todos. Ese mes cobramos lo que llaman el paro del autónomo, que eran 650 euros, pero también nos cobraron la cuota, por lo que en casa entraron 300 euros y poco. Es verdad que a los tres meses nos la devolvieron (la cuota), pero ese primer mes fue muy malo para todos».

El vídeo llegó al alcalde

En la comunidad, todo negocio de actividad no esencial ha de cerrar a las 18 horas. El vídeo, en el que Rocío señalaba que «igual que los zapatos, podría haber comprado también cosmética, una blusa, medias, faldas, pantalones o herramientas», acabó llegando al edil de Carmona, Juan Ávila (PP), publicó en sus redes sociales: «He ordenado a la Policía Local que precinte aquellas zonas de superficies comerciales y otros comercios con productos que no sean de primera necesidad».

Y así fue. Rocío «agradece» que se reaccionara «rápido»: «El vídeo lo publiqué en un grupo de Whatsapp de comerciantes y le llegó a los cinco minutos. En seguida actuó y al día siguiente fue con la Policía por todos los establecimientos para comprobar el cumplimiento de las normas».

Rocío ya ha tramitado la solicitud para optar a los 1.000 euros de ayuda del Plan de Apoyo a Pymes y Autónomos de la Junta de Andalucía. Además, reconoce que el Ayuntamiento bajó las tasas a los comercios en los meses de inactividad  y que se llevará a cabo una campaña para fomentar el comercio local en Navidad. Sólo echa en falta que Sánchez se acuerde de ellos.

Lo último en España

Últimas noticias