Se entrega el hombre que mató a su mujer en Cádiz, la enterró en Valencia y huyó a Estados Unidos

Cádiz
Se entrega el hombre que mató a su mujer en Cádiz, la enterró en Valencia y huyó a Estados Unidos.

La Policía Nacional ha detenido al hombre que mató presuntamente a su mujer en Sotogrande (Cádiz) y enterró el cadáver en Alzira (Valencia) para, acto seguido, huir a Estados Unidos. El varón, sobre el que pesaba una orden de busca y captura por su presunta implicación en los hechos, se ha entregado este viernes en una comisaría de Madrid, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

La Policía Nacional investigaba desde el pasado 21 de enero el hallazgo del cadáver de una mujer de 40 años enterrado en un terreno en el término municipal de la localidad valenciana de Alzira. El cuerpo sin vida de la víctima, de nacionalidad estadounidense y origen ruso, fue localizado sobre las 15:00 horas de la citada fecha en una finca abandonada cercana al Hospital Universitario de La Ribera.

La víctima fue vista por última vez el 25 de diciembre en Sotogrande, donde había viajado por carretera con su marido desde Italia. Una amiga de la víctima denunció su desaparición en la comisaría de Abastos (Valencia) el pasado 9 de enero.

Los agentes de la Policía Nacional se hicieron cargo de la investigación dentro de unas diligencias que continúan declaradas secretas por orden judicial.

Crimen de El Ejido

En otro orden de cosas, el principal sospechoso de la muerte de Francisco López Sánchez, el hombre de 83 años cuyo cuerpo fue hallado con signos de violencia en un vertedero ilegal de El Ejido (Almería) el 21 de diciembre tras haber desaparecido de su domicilio 18 días antes, ha ingresado en prisión por orden del titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de El Ejido.

Cabe recordar que el cuerpo del anciano fue hallado con evidentes signos de violencia en una escombrera ubicada en el paraje de Las Chozas, ya que fue golpeado en la zona frontal superior izquierda del cráneo con un objeto indeterminado, de modo que dichas lesiones le habrían producido la muerte conforme estima el informe de autopsia preliminar. El ADN hallado en las uñas y la ropa fue determinante para la detención del presunto asesino.

El auto dictado por el juez Eduardo Martínez detalla las pesquisas recopiladas a través del estudio genético realizado por la Policía Nacional, que permitieron hallar restos de ADN de J.A.M.C. en la hebilla del cinturón y la chaqueta del fallecido así como bajo sus uñas, un indicio «sumamente revelador» especialmente ante el arañazo que el investigado presentaba en las horas posteriores a la desaparición de Francisco.

En este sentido, un informe médico forense aportado a la investigación señala la posible relación causal del arañazo con una probable defensa de la víctima, cuyo cuerpo podría haber sido «trasladado» hasta el lugar en el fue encontrado, a más de seis kilómetros de su casa, «arrastrándolo por la zona del cinturón y la chaqueta».

El origen del enfrentamiento, según han determinado los investigadores, residiría en una desavenencia entre la víctima y el detenido por la compraventa de un vehículo de segunda mano. De las pesquisas policiales se desprende que la víctima y J.A.M.C. mantenían una relación comercial por la que el anciano le entregó 2.000 euros para que le gestionase, como intermediario, la compra de un vehículo Hyundai Coupé.

Lo último en España

Últimas noticias