Andalucía será «hostil» si Sánchez e Iglesias obligan a la comunidad a subir los impuestos

La Junta de Andalucía ha mandado este jueves un claro aviso a Pedro Sánchez si finalmente deciden imponer una subida de impuestos en la comunidad y ha advertido que se encontrarán con un comportamiento «hostil» si esta imposición se lleva a cabo.

Así lo ha anunciado el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, durante una comparecencia en comisión del Parlamento andaluz.

«Ya está bien, Andalucía no es un cambalache y se están cruzando demasiadas líneas rojas», ha denunciado Bendodo, que ha destacado la incongruencia del Ejecutivo central al optar por el hachazo fiscal cuando en el resto de países de la Unión Europea se están llevando a cabo bajadas de impuestos, más aún en una situación tan complicada como la actual crisis derivada de la pandemia de coronavirus. «Pero aquí no y vienen Sánchez e Iglesias a marcarnos una nueva estrategia fiscal», ha lamentado.

«El Estatuto de Autonomía nos reconoce esa libertad para la política fiscal y aquí en Andalucía, pese al PSOE, pese a Podemos, a ERC y a Bildu, vamos s seguir bajando los impuestos a todos», ha sentenciado el consejero portavoz.

El nuevo progresismo

«Si el Gobierno de España quiere que ERC le suba los impuestos a los andaluces que se presente a las elecciones en coalición con el PSOE, que tan bien se llevan, e incluso pueden sumar un tercer partido, Bildu», según ha señalado el consejero andaluz, quien ha agregado que la «izquierda en España es el PSOE, Podemos y Bildu», y socialistas de otras épocas «se remueven en sus asientos» cuando ven lo que está haciendo el PSOE.

Ha aconsejado en tono irónico que Pedro Sánchez y Susana Díaz y los independentistas Oriol Junqueras y Gabriel Rufián hagan juntos «campaña en Andalucía y les digan a los andaluces que vienen a subirles los impuestos porque eso es la progresía».

Ha insistido en defender la bajada de impuestos llevada a cabo por el Gobierno andaluz y ha aportado datos. Así, ha señalado que Andalucía ha dejado de ingresar con la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones unos 120 millones de euros, mientras que se han ingresado casi 600 millones de euros por haber bajado en el último año y medio el tramo autonómico del IRPF. «Por cada euro que dejamos de ingresar por eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones, ingresamos cuatro euros por IRPF», según ha expuesto Bendodo, quien ha señalado que el modelo del Gobierno andaluz seguirá siendo el de la «bajada de impuestos».

Lo último en España

Últimas noticias