Cazamos a Carmen Calvo de rebajas en Zara

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha movilizado su habitual dispositivo de escolta para irse de compras: tres coches oficiales y ocho escoltas únicamente para acudir a las rebajas de la tienda Zara ubicada en la calle Fuencarral de Madrid. Calvo ha estado cuarenta minutos en el interior del establecimiento acompañada de otra mujer.

OKDIARIO ha cazado a la nº2 de Pedro Sánchez a pesar de sus intentos de pasar desapercibida. La Vicepresidenta se escondía bajo una gorra de color amarillo y unas amplias gafas de sol. De la misma manera, llevaba una mascarilla quirúrgica de color azul verdoso.

Mientras Calvo compraba en la tienda, ocho agentes de la Policía Nacional de paisano vigilaban los alrededores de Zara para cuidar la seguridad de la Vicepresidenta. Mientras una de las escoltas acompañaba a Calvo en el dentro de la tienda, otro de ellos aguardaba en el porche de un portal próximo y un tercero paseaba por las inmediaciones con gafas oscuras y una bandolera controlando el bullicio del barrio de Chamberí. Todos los agentes portaban un pinganillo de color transparente.

Los otros cinco escoltas restantes se encontraban repartidos en los tres vehículos que esperaban aparcados frente a Zara, estacionados en una zona reservada para la carga y descarga, a pocos metros de una afamada heladería y un conocido gimnasio. Los coches, con el motor encendido, han estado inmovilizados durante los 40 minutos que Calvo ha estado en el interior de la tienda.

Para sorpresa de este periódico, cuando la Vicepresidenta ha salido de Zara no se ha introducido en ninguno de los vehículos de Moncloa. Ha preferido caminar hacia la Glorieta de Bilbao y continuar andando por las calles del centro de la ciudad con el objetivo de dirigirse a su vivienda. Todo ello rodeada de su seguridad personal (un escolta delante de ella y otros dos guardándola las espaldas). Mientras, los vehículos avanzaban por las calles aledañas tratando de seguir el ritmo de la Vicepresidenta.

Desde que se restableció la normalidad en los comercios de Madrid todas las tiendas tienen obligación de adaptar sus locales para tomar precauciones y así evitar contagios de coronavirus en su interior. En el caso de Zara han habilitado, además de un dispensador de gel hidroalcohólico, dos puertas de acceso para controlar minuciosamente el aforo. Una de entrada y otra de salida. Pues bien, Calvo ha salido de la tienda por la puerta por la que todo el mundo entra, a diferencia del resto de los ciudadanos que deben cumplir estrictamente las normas.

La Vicepresidenta ha hecho compras en Zara aprovechando los grandes descuentos que desde hace ya varios días tienen algunas de sus prendas de ropa. Si bien la tienda del imperio Inditex no inaugura sus rebajas hasta el próximo 24 de julio, Zara mantiene un apartado especial en sus locales con grandes descuentos.

No es la primera vez que Zara está en el ojo del huracán. Es el caso, por ejemplo, del también vicepresidente Pablo Iglesias, quien aseguró que Inditex no pagaba impuestos en España. O cuando Podemos criticó duramente a Amancio Ortega tras éste donar varios millones de euros a la sanidad pública española. A pesar de las enormes críticas, Iglesias fue fotografiado hace meses en el Congreso de los Diputados vestido con una chaqueta americana de esta misma marca.

Lo último en España

Últimas noticias