Cine

Películas con finales abiertos para que elabores tus propias teorías

Las películas con finales abiertos derivan siempre en debates, teorías y análisis que rompen por completo los esquemas de lo que esperamos del cine.

Blade Runner
5 datos curiosos sobre Blade Runner que desconocías.

Desconectar de la realidad y sentarse a disfrutar de una buena película es una de las actividades de ocio más comunes en la estructura social contemporánea. Pero, en ocasiones, encontramos películas con finales abiertos que buscan hacernos pensar y dejan al espectador llegar a sus propias conclusiones; algo que no siempre cuadra con los esquemas que se tenían en mente.

Sin embargo, cuando la película es buena, la polémica está garantizada. Año tras año, ciertas cintas siguen generando todo tipo de teorías en las que se trata de desentrañar lo que el director quería mostrar cuando no cerró por completo su trama. Grandes debates para llenar horas de conversación entre los más aficionados al séptimo arte y que, todavía hoy, son un misterio.

‘Blade Runner’

Las constantes discusiones entre la productora y Ridley Scott hicieron que ‘Blade Runner’ tuviera diversos finales en los que la única conclusión, es que no hay conclusión. ¿Es Rick Deckard un replicante? Tal vez nunca tengamos una clara respuesta a este interrogante, a pesar de la propuesta de Villeneuve en la secuela. Lo que sí está claro es que, en esta historia futurista, la diferencia entre robots y humanos es prácticamente nula.

‘Origen’

Christopher Nolan se ha ganado el título de ser uno de los directores mejor valorados de nuestro tiempo. Entre sus obras mejor valoradas, nos encontramos con una peonza que nunca deja de girar, ¿o sí? En palabras del propio cineasta, esto es totalmente irrelevante, puesto que lo único que importa es que el protagonista deja de mirar atrás cuando tiene la oportunidad de abrazar la vida que había perdido.

‘Shutter Island’

Siguiendo con las películas con finales abiertos de Leonardo DiCaprio, damos con un thriller desarrollado por nada menos que Martin Scorsese. Esta odisea de locura nos hace entrar en una mente atormentada que, según las teorías más extendidas, no era consciente de su propia locura. Sin embargo, no hay nada claro cuando llega la conclusión, dejando a la imaginación del espectador la interpretación del final.

‘Aniquilación’

Que Alex Garland no es un director convencional no es nada nuevo; no obstante, en ‘Aniquilación’ va un paso más allá de lo imaginable. El filme cuenta con algunas de las escenas de terror más inquietantes de los últimos años y, cuando Natalie Portman se adentra en “El Faro”, ni el público más atento tiene claro qué le ocurre a la protagonista.

‘Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)’

Alejandro Iñárritu enamoró a la audiencia y a la crítica por igual, ganándose el reconocimiento de la Academia con esta innovadora propuesta en plano secuencia. Se trata de un drama sobre el fin de una carrera artística que, si bien contaba con una construcción clara desde el principio, nos confunde con ese plano final de Emma Stone.

‘2001: Una odisea en el espacio’

La ópera espacial de Staley Kubrick es compleja y profunda por sí misma. Un recorrido por la historia de la humanidad que nos lleva directamente de la prehistoria a un futuro en el que corremos el riesgo de que las máquinas tomen el poder. Pero, a pesar de que se haya debatido eternamente sobre el momento en el que el bebé llega de nuevo a la Tierra, nadie ha conseguido asegurar plenamente el significado de esta escena.

‘El resplandor’

De nuevo la filmografía de Kubrick nos adentra en una ola de conspiraciones cinematográficas. ‘El resplandor’ es una de las películas con finales abiertos más interesantes: referente absoluto del cine de terror. Cuando Jack Torrance muere congelado y todos respiramos tranquilos, la cámara nos acerca a una fotografía en la que vemos a Jack Nicholson compartiendo plano con los antiguos trabajadores del hotel. ¿Su explicación? La que quieras darle.

‘Donnie Darko’

La historia ha convertido a ‘Donnie Darko’ en miembro inherente al cine de culto, dando pie a decenas de teorías que se apoyan en la física para argumentar la locura narrativa a la que nos vemos expuestos. Como no podía ser de otra manera, el final carece de cierre alguno y nos hace volar la imaginación con los universos paralelos.

‘American Psycho’

Si hablamos de películas de culto, no podemos olvidar la sobrecogedora interpretación de Christian Bale en ‘American Psycho’. Esta historia muestra la peor cara de la sociedad y lleva la psicopatía a extremos de violencia que te robarán el aliento. Pero, si bien es cierto que la cinta es fácilmente entendible, el giro final cambia por completo nuestra percepción.

‘Carretera Perdida’

Tratar de dar explicación a la filmografía de David Lynch se presenta como el mayor reto que todo aficionado al cine se puede plantear. El simbolismo, la onírica y el surrealismo son rasgos identificativos del director que cobran todo su esplendor en ‘Carretera Perdida’. Puede que durante el primer acto seas capaz de seguirle el ritmo; pero a partir del segundo y, sobre todo, el tercero, todo se convierte en un misterio que ni los analistas han logrado resolver. Un ejemplo nítido del potencial que guarda el mundo del celuloide para hacernos pensar y reflexionar durante años.

Lo último en Cine y Series

Últimas noticias