Incendio Llutxent

Puig confía en que "cambie el viento" para poder controlar el incendio de Llutxent

Ximo Puig
Ximo Puig, presidente de la Generalitat valenciana, y Diana Morant, alcaldesa de Gandía, reunidos para coordinar acciones contra el incendio de Llutxent. (EP)

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha señalado en la tarde de este miércoles que las predicciones sobre la evolución del incendio en Llutxent (Valencia) son "más favorables" y el horizonte es "un poco mejor" que el de esta mañana, pero "aún hay una incertidumbre muy grande", ha dicho, al tiempo que ha pedido "gran prudencia" y "no hacer ningún alarde de triunfalismo".

Así se ha manifestado Puig en una atención a los medios de comunicación junto con la alcaldesa de Gandía, Diana Morant, donde ha hablado sobre las últimas noticias del incendio en Llutxent, que se declaró este lunes y afecta a más de 2.800 hectáreas en seis poblaciones valencianas: Llutxent, Gandía, Pinet, Ador, Barx y Quatretonda.

"La situación es estable, se está avanzando, las predicciones son más favorables, pero estamos aún en una incertidumbre grande. Pueden cambiar los vientos, estamos pendientes de este levante que al parecer va a llegar dentro de unas horas. Hace falta gran prudencia", ha explicado el ‘president’, que ha admitido que es un fuego "muy complicado".

Asimismo, ha apuntado que no es un problema de medios, ya que ahora cuentan con "todos los posibles". "Hay que gestionar adecuadamente los recursos aéreos, el espacio aéreo es limitado y también la zona de cobertura. Hay que ver cómo se puede hacer de la mejor manera posible para que no haya peligro para nadie porque la seguridad es la clave. Lo más importante es la seguridad, de los pilotos y de quienes trabajan en terreno con condiciones climatológicas terribles", ha resaltado.

En este sentido, ha instado a los operarios a que no asuman "más riesgos de los necesarios" y ha pedido a los ciudadanos que estén "convencidos" de que "se ha hecho y se está haciendo todo lo posible" por extinguir el incendio. Además, ha indicado que son los profesionales quienes tienen que dirigir las luchas contra los incendios y no debe haber "contaminación partidista ni política".

En cuanto a los frentes en los que trabajan los bomberos, ha explicado que no hay "discriminación de ningún tipo", sino que actúan en función de cuál es el interés para resolver antes el incendio y deciden dónde sitúan el "máximo posible de esfuerzos". "Se está actuando en todos los sitios donde se pueda alcanzar el perímetro, se trata de blindarlo para que no afecte más allá", ha manifestado.

De este modo, Puig espera que la climatología "se convierta de verdad en el gran aliado", al tiempo que ha anunciado que la Generalitat y el Ayuntamiento de Gandía darán "el máximo apoyo" a quienes tengan una primera residencia afectada y les darán una solución habitacional de manera "inmediata" y ha garantizado que no se quedarán "en la calle".

Hasta 40 casas afectadas, 10 de ellas en ruina

Por su parte, la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, ha indicado que hay 40 viviendas afectadas y 10 en estado de ruina, aunque ha matizado que los datos son "provisionales", ya que es "difícil" acceder al espacio.

En este sentido, ha explicado que este miércoles por la tarde han celebrado un Pleno extraordinario donde han pedido al Gobierno que declare las zonas afectadas como "zonas de catástrofe", para poder arbitrar "todas las ayudas" que puedan y así reparar "aunque sea mínimamente" el daño que, ha lamentado, es "irreparable".

Asimismo, ha agradecido a los ciudadanos de Gandia y a los responsables de hoteles, campings y hostales del municipio por su "preciosa reacción" solidaria y ha anunciado que han abierto la Oficina de Atención a Afectados, que está abierta 24 horas, en el Ayuntamiento, y un teléfono para atender las consultas de los ciudadanos.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias

. . . . . . . . .