Candidato a la presidencia del Colegio de Médicos de Madrid

Ruiz de Burgos: “La precariedad laboral que hay en la sanidad privada es peor que en la pública”

Ruiz de Burgos: “La precariedad laboral que hay en la sanidad privada es peor que en la pública”
El Dr. Ruiz de Burgos. @Cortesía
  • M. Villardón

Juan Ruiz de Burgos, académico de la Real Academia de Medicina, urólogo y andrólogo, es uno de los candidatos a presidir el Colegio Oficial de Médicos de Madrid (Icomem) en unas elecciones que tendrán lugar el próximo 17 de septiembre. En su carrera a la presidencia, el Dr. Ruiz de Burgos se enfrenta con las candidaturas de otros tres candidatos: el actual presidente del Icomem, el Dr. Miguel Ángel Sánchez Chillón, el Dr. Manuel Martínez-Sellés y la Dra. Francisca Gracia-Moreno.

Defiende el Dr. Ruiz de Burgos que su propuesta es, sobre todo, independiente, profesional y muy constructiva porque tiene el empeño de regenerar y modernizar la organización médica porque, explica en una entrevista a OKDIARIO, “sólo representa a una minoría” ya que en las pasadas elecciones sólo votó un 10% del total de colegiados. “Tenemos una democracia de gestión a la inversa, en lugar de ser la voluntad de la mayoría con respecto a la minoría, es al revés, sólo hay voluntad de unos pocos”, apunta.

Reconoce, además, que este proyecto a ser candidato surge de una visita que hizo al Colegio Oficial de Médicos de Madrid el pasado año y fue consciente del “deterioro” que había sufrido. “Me quitará tiempo profesional para hacer otras cosas, pero me moralmente me veo en la capacidad de hacerlo y, además, lo quiero hacer”, reconoce el Dr. Ruiz de Burgos.

¿Qué le diferencia a usted del resto de sus compañeros y contrincantes?

Lo que nos diferencia por encima de todo es que nosotros sí que somos de verdad independientes. No estamos comprometidos ni con nada, ni con nadie. No tenemos compromisos ni políticos, ni sindicales, ni tampoco –y estos son los peores– económicos. El Colegio se ha convertido en un negocio para mucha gente, pero no para los médicos. Además, ofrecemos un proyecto de una gestión profesional porque las personas de esta candidatura tenemos conocimiento de gestión, de llevar empresas adelante y el Colegio, al fin y al cabo, es una empresa de servicios, pero de servicios a los médicos, para eso está creado. No es ninguna institución que tenga connotaciones de políticas sanitarias como algunas de las candidaturas que se presentan. Nosotros no tenemos nada que ver con políticas sanitarias, para eso están los políticos, lo nuestro es la gestión colegial. Tenemos el conocimiento de haber trabajado en la sanidad pública, sanidad privada, en la universidad, empresas y laboratorios, etc. Es decir, sabemos de gestión.

¿Y con respecto a la transparencia a la que se refería?

Es muy importante y, en nuestro caso, muy sencilla porque promovemos una democracia participativa directa dentro del Colegio, proponemos una gestión de democracia interna. Por cierto, se nos ha negado los correos electrónicos de los colegiados, teniendo en cuenta lo importante que es esto en unas elecciones dentro del Colegio. Y, además, hemos propuesto también que haya participación y votación de manera telemática debido a los momentos de restricción de movimientos que vivimos con el Covid-19.

¿Y qué opción les han dado para hacer llegar su propuesta a los médicos?

Es que, de entrada, es una negación que no tiene sentido. Nos dan los teléfonos y las direcciones particulares para que mandemos cartas a los colegiados, ¿quién va a poder mandar una carta a más de 46.000 colegiados? Es absurdo. Incluso nos hemos ofrecido a la Junta Electoral del Colegio, ya que sabemos de gestión, para buscar empresas que aseguran la autenticidad y la privacidad de las votaciones en unas elecciones. No habría que tener ningún miedo, pero, ¿qué pasa? Que hoy en día el Colegio se ha convertido en una organización insignificante para los médicos porque es sólo pagar una cuota y poco más.  De hecho, en las pasadas elecciones sólo hubo una participación del 10% de los profesionales. Tenemos una democracia de gestión a la inversa, en lugar de ser la voluntad de la mayoría con respecto a la minoría, es al revés, sólo hay voluntad de unos pocos.

¿Y qué hay detrás de esta minoría?

Pues se lo digo. Negocio de muchos intereses del Colegio porque es un caramelo muy goloso con 46.000 pólizas obligatorias para poder ejercer la profesión médica porque servicios tenemos muy pocos. No conozco ninguna profesión que tenga que pagar por trabajar, para eso nos sobra el Colegio, no bastaría con un control del Estado o de la Comunidad. Nos ahorraríamos la cuota y, la verdad, un euro es carísimo si no se utiliza bien.

Bueno, los abogados deben estar colegiados para ejercer.

Sí, pero no sé qué prebendas tienen los abogados, lo desconozco. Pero sí le diré que como persona que ha trabajado en el extranjero y, mire, ya quisiéramos tener un colegio de representación como las asociaciones que dan apoyo a los médicos en el extranjero. No hace falta inventar nada, ni ser original, vamos a copiar lo que hacen los demás, nos irá bien. Además, como le digo, los colegiados apenas acuden a votar.

Proteger a los médicos, es otro de los ejes de su candidatura, en un momento en el que los sanitarios españoles han sido los que más se han contagiado de Covid-19 en la pandemia y, además, es uno de los colectivos que dan servicio público más agredidos por los usuarios.

El Colegio ha perdido competencias y debería ser líder de opinión. Ese liderazgo significa que el Colegio debería haber sabido con antelación suficiente cuando se iba a producir esta pandemia porque con 46.000 colegiados el organismo ha tenido muy fácil estar en contacto con la comunidad médica. Además, y con el fin de ayudar a la sociedad, se debería crear una mesa de debate necesaria para dar sus conocimientos a las autoridades correspondientes. Pero el Colegio, como se ha convertido en algo prácticamente insignificante, no puede dar su opinión y, aparte de todo esto, tiene el sesgo y los condicionantes de los compromisos, cargos y prebendas que tiene detrás.

¿Y sobre las agresiones a los médicos? ¿Qué propone usted?

Los médicos sufrimos una cosa que no ocurre en Europa y es el aumento de las agresiones por parte de los usuarios. Esto es inaudito que alguien que está para ayudarte y salvar tu pellejo sea objeto de insultos y agresiones. Por ello, uno de nuestros puntos de la candidatura es que el Colegio debe personarse en los casos de agresión como acusación particular para que sea aplicado todo el rigor de la ley porque, de verdad, es inadmisible. Pero a todo ello ha contribuido una falta de defensa y de conocimiento de la sociedad de qué es lo que hacen los médicos.

Pero es que, además, tampoco hay nadie abogue por nuestros derechos laborales y económicos, por eso a todo el mundo le viene muy bien que los médicos estemos divididos. Hay una cosa que nosotros queremos borrar, ¿qué es eso de la sanidad pública y la sanidad privada? Sanidad pública y no pública, dependiendo del momento, porque hay gente que va a la pública y a la no pública al mismo tiempo y también hay médicos que operan por la mañana en lo público y por la tarde en lo no público. Por tanto, creo que no hay motivo para una separación de este tipo. Y, luego, sobre las cuestiones económicas, nosotros en salarios estamos muy por debajo de la mitad de lo que gana un médico alemán o francés, sin embargo, el coste de la vida es el mismo. Claro, la gente tiene que trabajar en varios sitios, a diferencia de otros lugares en lo que se hace la jornada de ocho horas y se va a casa. Aquí, y se lo digo por experiencia, es salir por la mañana, terminar e irte a otro sitio. Al final haces dos jornadas.

Con la pandemia, imagino, han quedado al descubierto importantes carencias de protección para los médicos que requieren de importantes medidas de gestión, ¿no?

Es que hablamos de lo público, pero no hablemos de eso que llaman privado, y esto es importante, porque la precariedad e inestabilidad laboral que hay en la sanidad no pública, incluso es peor que la pública. En ésta, un trasplante renal se paga a 100 euros, mientras en la no pública le puedo decir que se paga a 25 euros brutos. ¿Quién se quiere dejar operar por eso? En definitiva, como dice, la situación está lo suficientemente grave como para que haya que hacer un cambio de una vez por todas con una candidatura transparente.

¿Qué le dicen sus allegados al hecho de que se presente usted a la presidencia?

No necesito, afortunadamente, ni el cargo, ni el reconocimiento, de verdad que no. Ha sido una iniciativa que me ha surgido por una anécdota que me pasó cuando visité el Colegio el año pasado. Me di cuenta, de repente, del abandono que estaba sufriendo, cómo están los empleados, cómo están las dependencias. Vi dejadez manifiesta que se visualiza de forma permanente. Es una actitud de querer hacer algo por mi profesión y compañeros con el conocimiento, que lo tengo y sí sé lo que hay que hacer para regenerar el Colegio. Me quitará tiempo profesional para hacer otras cosas, pero me moralmente me veo en la capacidad de hacerlo y, además, lo quiero hacer.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias