Las dos familias más ricas de Francia donarán 300 millones para la restauración de Notre Dame

Vistas del incendio en Notre Dame

Por su parte, varias organizaciones estadounidenses han comenzado también a recaudar fondos este lunes para las labores de restauración de la catedral de Notre Dame.

La movilización de organizaciones y particulares para prestar su ayuda en la recuperación de la catedral de Notre Dame está siendo importante después de que un fuerte incendio devastara el templo gótico y provocara el derrumbe de la aguja.

Las familias Arnault, propietaria del grupo de lujo LVMH, y Pinault, dueño de Kering, dos de las mayores fortunas de Francia, anunciaron una donación de 200 y 100 millones respectivamente para reconstruir la catedral de Notre-Dame de París, destrozada por un voraz incendio.

“La familia Arnault y el grupo LVMH, solidarios con esta tragedia nacional, se asocian a la reconstrucción de esta extraordinaria catedral, símbolo de Francia, de su patrimonio y de su unidad”, escriben en un comunicado transmitido a la AFP.

El grupo de la familia de Bernard Arnault –primera fortuna de Francia– “harán una donación de un monto global de 200 millones de euros al fondo destinado a la reconstrucción de esta obra arquitectónica que forma parte de la Historia de Francia”.

LVMH –que controla unas 70 marcas como Louis Vuitton, Christian Dior, Sephora o el champagne Dom Perignon– indica asimismo que pone “a disposición del Estado y de las instancias concernidas todos sus equipos, creativos, arquitecturales, financieros, para ayudar en el largo trabajo de reconstrucción por un lado, y de colecta de fondos por otra parte“.

Por su parte, durante la noche del lunes, el magnate francés François-Henri Pinault y su padre anunciaron una donación de 100 millones de euros para la reconstrucción.

“Mi padre (François Pinault) y yo hemos decidido desbloquear (…) una suma de 100 millones de euros para participar en la reconstrucción completa de Notre Dame”, indicó François-Henri Pinault, cuya familia posee un conglomerado de marcas de lujo.

François Pinault, de 82 años, fue el fundador del imperio Kering y actualmente es la tercera fortuna de Francia. La empresa se fundó en 1992 y desde 2003 la dirige François-Henri Pinault.

François Pinault se convirtió en un influyente coleccionista de arte contemporáneo en el mundo, tras haber sido uno de los empresarios más poderosos del país.

La cadena de televisión gala BFM ha informado de que el grupo empresarial propiedad de Bernard Arnault ha anunciado esta elevada donación este martes por la mañana. Los bomberos han conseguido dar por controlado el incendio pero todavía no se ha extinguido.

Por su parte, la presidenta de la región de Ile de France, Valérie Pécresse, ha avanzado que desbloqueará diez millones de euros de ayuda de emergencia para participar en la reconstrucción de la catedral de Notre Dame.

“El fuego se ha extinguido, pero seguiremos supervisando las llamas residuales y enfriando algunas partes que siguen muy calientes”, ha explicado al diario local ‘Le Figaro’ el portavoz de los bomberos de París Gabriel Plus.

El jefe de la Brigada de Bomberos de París, el general Jean-Claude Gallet, ha informado a la cadena BFM que un bombero ha resultado herido leve en las labores de extinción de las llamas en la emblemática catedral parisina.

Los 400 efectivos desplegados en la zona continuarán trabajando para enfriar la estructura de la catedral, que junto a las dos torres se ha salvado después de que la aguja se derrumbara tras ser pasto de las llamas.

El incendio, que comenzó poco antes de las 19.00 de la tarde (hora local) aparentemente de forma accidental, pudo originarse en el techo de la catedral, tal y como han explicado los bomberos.

Además, varias organizaciones estadounidenses han comenzado también a recaudar fondos este lunes para las labores de restauración de la catedral de Notre Dame.

La organización French Heritage Society, son sede en la localidad de Nueva York, inició el proceso de recolecta incluso antes de que las llamas fuesen extinguidas por los bomberos franceses. La plataforma de microfinanciamiento GoFundMe, por su parte, también ha sido de las primeras en poner en marcha un mecanismo de recaudación.

La organización, que fue fundada en 1982, entregó dos donaciones el año pasado por más de 430.000 dólares para proyectos de restauración de la biblioteca nacional de Francia.

En el sitio web GoFundMe, se abrieron más de 50 campañas relacionadas a la catedral en todo el mundo, tal y como ha informado el portavoz de la empresa John Coventry.

“En las próximas horas trabajaremos con las autoridades para encontrar la mejor manera de asegurarnos de que los fondos lleguen al lugar donde harán el mayor bien”, ha aseverado Coventry.

Últimas noticias