El dueño de la finca donde murió Julen: «Culpable soy yo y también sus padres por no estar pendientes»

julen
Llegada de David Serrano (c), y sus abogados Juan Martínez (i) y Antonio Flores (d), a los juzgados de Málaga para declarar como dueño del terreno donde el niño Julen falleció tras caer el domingo día 13 de enero a un profundo y estrecho pozo en la localidad de Totalán (Málaga). Foto: EFE

El dueño de la finca de la localidad malagueña de Totalán, donde el pequeño Julen de dos años falleció tras caer a un pozo ilegal de gran profundidad, ha sido acusado por la jueza que instruye el caso de "homicidio imprudente". David Serrano ha asegurado de manera tajante tras esa acusación: "Culpable soy yo y culpables son los padres, que tenían que haber estado pendientes de su hijo".

Serrano ha precisado que "aquí tanto culpa tengo yo, tanta culpa tiene el pocero, tanta culpa tienen sus padres por no estar atentos del niño porque allí se encontraba mi niña chiquitilla, pero mi niña chiquitilla estaba al cuidado de su madre". Ha sostenido, por tanto que "culpable soy yo, culpables son ellos, que tenían que haber estado pendientes de su hijo".

El propietario de la finca se ha expresado así en una entrevista en Telecinco, donde ha señalado que no hay día en el que no piense "en ese niño" y ha sentenciado que, en relación con el procedimiento judicial abierto,"ya están las cartas echadas sobre la mesa y la jueza mismo lo ha dicho, que va a por mí".

Además, ha manifestado que no va a oponer resistencia si el juez le condena a cárcel: "Que si tengo que ir a la cárcel pues para allá voy. Que me vayan pintando el chabolo que voy para allá", ha afirmado.

De igual modo, ha admitido que en la finca se ha hecho un pozo mal: "Que he hecho allí un pozo mal, ilegal; perfecto. Estoy acusado por eso, pero ¿por la muerte de un niño chiquitillo?", ha preguntado de manera retórica. Sobre los padres del pequeño fallecido ha dicho que "están poseídos": "Van chillando por ahí que yo soy el asesino de su hijo en el barrio".

Serrano ha recordado que es el único investigado cuando "allí había cuatro personas incluidas esos dos niños". "El hombre que genera el peligro, que es el pocero tampoco está imputado", ha agregado, precisando que "se le coge un testimonio como un mero testigo cuando es él el que genera el peligro".

Por otro lado, se ha referido al informe que presentó su defensa y ha dicho que "en la autopsia definitiva la piqueta sale mentada y sale mentada con el argumento que mi abogado dio", precisando "que habían alcanzado al niño, que las muestras de ADN del niño que se extrajeron del pozo fueron en la punta de la piqueta".

"Mi abogado mantenía eso y de hecho en el informe final la piqueta sale mencionada como que causó esas heridas, pero que las heridas eran pos muerte, una vez el niño había fallecido", ha concluido.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias