Calefacción

Cuidado con el timo de la calefacción central entre los radiadores de los vecinos

timo calefacción central
Cuidado con el timo de la calefacción central entre los radiadores de los vecinos

La calefacción central en comunidades de vecinos tiene como principal enemigo el timo de los radiadores que pueden hacer aumentar la factura. La llegada de las nuevas normativas ha hecho saltar todas las alarmas ante una serie de gastos comunes que se han disparado. Vivir en comunidad no siempre es fácil y menos con un precio al alza de todos los servicios o en edificios que aún disponen de calefacción central. Esto es lo que necesitas hacer para evitar el timo de la calefacción con el invierno a las puertas.

Este es el timo de la calefacción central entre los radiadores de los vecinos

La nueva normativa de edificios comunes se encaminaba a que cada casa disponga de un contador, después de que se detectarán algunos timos en la calefacción central. El consumo se disparaba en viviendas en las que se habían instalado más radiadores de los que estaban estipulados en cada piso.

El hecho de que la factura se dividiera entre todos los que vivían en el edificio era inmensamente injusto. No consumían ni calentaban igual 2 radiadores que 4, por eso, se estipuló por ley la instalación de contadores individuales. Por un lado, los usuarios pueden pagar por los radiadores.

Pero también son una forma de conseguir que la temperatura esté a gusto de cada usuario, sin gastar de más la comunidad. Un elemento que se ha convertido en la mejor opción para evitar el timo de la calefacción de central o de vecinos insolidarios. En estos tiempos de precios al alza es importante que cada uno pague lo que gaste.

En algunas comunidades este año han decidido no encender la calefacción central ante unos precios al alza que han acabado con el presupuesto marcado. También por el aumento de morosos en algunas comunidades, hecho que hacía insostenible cargar con una factura tan abultada como la de la factura energética en un año de precios desorbitados.

Los radiadores eléctricos tampoco son la solución que evitará los precios al alza, sino todo lo contrario. Dependiendo del tipo y del consumo, se puede gastar mucho más en días en los que se llegue al precio máximo de este elemento. Cambiando los hábitos de consumo, gastando menos o incluyendo elementos de aislamiento térmico en los pisos y edificios, es el camino marcado por muchas comunidades para conseguir ahorrar un poco en el gasto energético.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias