CUATRO CENTROS PÚBLICOS DE GESTIÓN PRIVADA

Los hospitales Quirón de la Comunidad de Madrid reducen la lista de espera quirúrgica a 12,5 días de media

Quirón
Hospital de Quirón Salud. (foto: EFE)
Comentar

Los datos del Ministerio de Sanidad acerca del “Sistema de Información sobre listas de espera en el SNS”, presentados en 2017 hicieron saltar todas las alarmas. A diciembre de 2016, se situaban en 115 días de demora media y, aunque a 30 de junio de 2017 bajaron a 104, seguían 21 días por encima que en el mismo periodo del año anterior (83 días en junio de 2016).

Unos datos que están teniendo su impacto en los ciudadanos, ya que la sanidad sigue siendo una de las principales preocupaciones que afectan a los españoles, según datos del CIS de enero de 2018 (6ª posición, con un 9.9%), siendo los tiempos de espera y la calidad de los tratamientos los principales indicadores que señalan.

En relación a la situación de las listas de espera, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat. ha manifestado en los últimos meses que Gobierno y CCAA estaban trabajando para mejorar el Sistema Nacional de Salud, aunque aclarando que son las comunidades autónomas las responsables de la sanidad en sus territorios y, por tanto, también de las listas de espera.

Una preocupación compartida por el actual Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, quien ya señaló en su toma de posesión del cargo a las listas de espera como una de sus prioridades  para el resto de la legislatura. De hecho, en los presupuestos generales de la CAM para 2018, aprobados en diciembre, el gasto de Sanidad alcanza los 7.868 millones, con una aumento de 235 respecto al año anterior, de los cuales cerca del 20% irán destinados a reducir las listas de espera.

Además, los tiempos de espera se enmarcan dentro del Plan Integral de Mejora de la Lista de Espera Quirúrgica (2016 – 2019) que la Comunidad de Madrid puso en marcha en 2016 y que tiene tres objetivos: disminuir el número de pacientes en espera de una intervención, reducir el tiempo de espera y proporcionar información veraz de todos los pacientes (número, demora, especialidad).

Los primeros resultados del plan de choque se han visto ya reflejado en los datos de diciembre publicados por el SERMAS ya que la mayoría de hospitales de la red pública de la Comunidad de Madrid han reducido sus listas de espera quirúrgicas en relación con diciembre de 2016, cerrando el pasado ejercicio con 72.356 pacientes (6,92% menos) y 64,05 días de demora media (12,07% menos).

Lista de espera quirúrgica

La red hospitalaria pública de la Comunidad de Madrid cuenta con 27 hospitales, cinco de ellos de gestión privada (Fundación Jiménez Díaz, Rey Juan Carlos de Móstoles, Hospital General de Villalba e Infanta Elena de Valdemoro, gestionados por el grupo Quirónsalud y el Hospital de Torrejón, gestionado por Sanitas). Según datos de la Consejería de Sanidad, los 5 hospitales de gestión privada presentan una demora media de 20,1 días, cifra que se reduce a 12,58 días de media si se tienen en cuenta únicamente los 4 del Grupo Quirónsalud.

En el grupo de los grandes hospitales (también denominados Grupo 3 u hospitales de alta complejidad) destacan significativamente los datos de la Fundación Jiménez Díaz, cuyo tiempo medio de demora se sitúa en 11,8 días, un 13% menos que el año anterior y cinco veces por debajo del tiempo medio del resto de hospitales de este grupo (63 días). Además, la Fundación Jiménez Díaz redujo en 2017 un 23% el número de pacientes en lista de espera, pasando de 2.454 a 1.981.

Consultas externas y pruebas diagnósticas

Pero el problema de las listas de espera quirúrgicas en la sanidad pública no se limita exclusivamente al tiempo de retraso en ser operado. El verdadero problema, además de las 605.000 personas que aguardan una media de 104 días para ser intervenidas según los últimos datos publicados por el Ministerio, reside en todos aquellos pacientes que la Administración sanitaria no contabiliza en los listados de espera quirúrgica porque aguardan a ser atendidos por un especialista o están a la espera de pruebas diagnósticas.

Las tres modalidades de listas de espera que genera la sanidad pública están entrelazadas y una se incrementa a partir de las otras dos. En este sentido, en el caso de Madrid, según datos publicados por el SERMAS, las listas de espera para el acceso a consulta externa y a pruebas diagnóstica ascendieron en diciembre de 2017 a casi 500.000 personas. En concreto, 370.752 en el caso de consultas externas y 115.409 en el caso de pruebas, con unos tiempos medios de demora de 36,80 días y 46,17 días.

En el caso de las listas de esperas de consultas externas y pruebas diagnósticas, los ratios que presentan los hospitales públicos de gestión privada contribuyen a reducir, de manera considerable, los tiempos medios de demora. Por ejemplo, en el caso de las consultas externas según datos del SERMAS, datos de la Consejería de Sanidad, los 5 hospitales de gestión privada presentan una demora media de 11,5 días, cifra que se reduce a 6,5 días de media si se tienen en cuenta únicamente los 4 del Grupo Quirónsalud.

Unos datos que ponen de manifiesto la eficiencia de la gestión sanitaria privada en Madrid, al impulsar significativamente la reducción de las listas de espera tanto en número de pacientes como en tiempo de demora, no sólo en la última fase de la cadena, sino en la globalidad del proceso. Al mismo tiempo que evidencia que el derecho a la libre elección del que gozan los madrileños mejora el sistema y el acceso de los ciudadanos al mismo.

Últimas noticias