Cosmética

Usos alimentarios y cosméticos del aceite de argán

aceite de argán
El llamado oro líquido o el aceite de argán tiene un doble uso.

En cuanto a la cosmética, el aceite de argán aporta gran cantidad de propiedades. Las mismas que se tienen en cuenta para cocinar.

El llamado oro líquido o el aceite de argán tiene un doble uso. Sirve para comérselo dentro de la cocina pudiendo ofrecer más sabor a toda clase de recetas y también lo vemos en cremas y cosméticos para aplicar directamente en la piel. Esto es un valor añadido que hace que muchas personas se decanten por comprar el aceite de Argán.

Procede de Marruecos y sus semillas son prensadas en frío, con lo que se obtiene un aceite puro y ecológico que esta buenísimo y además aporta cantidad de propiedades para nuestra piel. Descubre los principales usos alimentarios y cosméticos del aceite de argán.

Para aliñar y mucho más

Este aceite, aunque algo caro, puede utilizarse para cocinar y especialmente aliñar platos distintos. Da aroma y sabor a muchos platos y es utilizado por los bereberes en muchas ocasiones, tanto para comer pescado, base de helados como para hacer pan.

Es por tanto, un complemento perfecto, pero especialmente porque aporta ácidos grasos buenos que hacen reducir nuestro colesterol, además de contener antioxidante y muchas vitaminas para la correcta función de nuestro cuerpo.

Su color a la hora de ser un aceite comestible es algo más oscuro que si se utiliza como cosmético. Y su proceso de elaboración es algo distinto porque se exige y se requiere máxima calidad.

Fantástico para rejuvenecer la piel

En cuanto a la cosmética, el aceite de argán aporta gran cantidad de propiedades. Las mismas que se tienen en cuenta para cocinar. Es por tanto un aceite puro y esencial para mitigar los problemas cutáneos, como las manchas de la piel, las arrugas y las estrías. Combate el paso del tiempo siendo un buen remedio pare rejuvenecer la piel.

Suavidad en cabello

No solamente reestructura la epidermis sino que también funciona perfectamente para dar fuerza al cuero cabelludo. El pelo lucirá entonces más brillante, suave y fuerte porque su función es la de frenar la sequedad y dar vida a cabellos algo ya castigados.

Revitaliza uñas quebradizas

Su enorme fuerza lo posiciona también para que las uñas que suelen romperse con mayor facilidad puedan obtener la fuerza que se merecen. El aceite de argán es entonces superior porque da vigor a uñas y pestañas.

Temas

Lo último en Salud