Ayuda a perder peso mientras duermes

El té azul o té oolong con propiedades digestivas, antioxidantes y quemagrasas

té azul
El té oolong, que significa serpiente negra, también llamado té azul, procede de la planta Camellia sinensis.

Cuenta la leyenda que un trabajador de una plantación de té puso las hojas de la bebida, recién cosechadas, a secar. Cuando aún no había terminado con la tarea, apareció una serpiente negra y huyó por miedo a ser infectado por el mortífero veneno del reptil, dejando aquellas hojas del té al sol.

Dado que no pudo esparcir correctamente las hojas del té, debido al calor, quedó un producto húmedo y caliente, el cual hubiera significado una auténtica catástrofe para cualquier agricultor de esta materia prima. Sin embargo, el trabajador volvió al lugar e intentó esparcir aquellas hojas con la intención de salvar la cosecha a toda costa. Tenía la conciencia intranquila y quiso probar aquella mezcla que había surgido del accidente.

Sorprendentemente, al preparar una taza con aquellas hojas, descubrió que no se encontraban, de ninguna forma, en mal estado. Al contrario, el trabajador se sorprendió gratamente con este nuevo sabor. Se trataba de una nueva bebida con un olor y sabor especial. Había descubierto un té sabroso y agradable.

A partir de ese momento, la producción de este nuevo tipo de té fue refinada a través de mucha experimentación. De esta forma, se consiguió obtener una nueva variedad de alta calidad que a día de hoy es apreciada por todo el mundo.

¿Cómo se obtiene el té azul?

El té oolong, que significa serpiente negra, también llamado té azul, procede de la planta Camellia sinensis, de la que también proceden el té rojo, el negro y el verde. La única diferencia es la manera en la que se procesa.

El té azul se encuentra a medio camino entre el verde y el negro, pero, a diferencia de estos, las hojas de este son sometidas a un particular proceso de oxidación que les da su color negro azulado y le aporta algunas de sus características organolépticas más destacadas.

Esa oxidación se logra tras un proceso de aireación y exposición de las hojas del té al sol. El tiempo de ventilado y secado para la bebida de tipo oolong es mucho más breve que el empleado para oxidar el negro. Eso hace que la oxidación sea solo parcial y se fije así su característico aroma intenso, su sabor suave y afrutado y los tonos rojizos de la infusión que se hace con él. Por tanto, al tomarlo, ofrece un sabor a mitad de camino entre el verde y el negro. No es tan floral como uno, ni tan fuerte como otro.

Beneficios del té oolong

El té azul posee una gran cantidad de flavonoides que dotan a la bebida de propiedades antioxidantes, anticancerígenas, antimicrobianas, antidiabéticas y cardioprotectora, por lo que aporta grandes beneficios al sistema inmunológico. Además, contribuye a reducir el colesterol, la presión arterial y el nivel de azúcar en la sangre.  Tiene también actividad protectora del hígado y contribuye a quemar grasas. Posee capacidad para proteger a las células y retrasar su envejecimiento.

También es notable el poder estimulante de este té (por su contenido en teína) que, además, es reconocido por ser digestivo, astringente y diurético. Por tanto, en referencia a los beneficios de esta bebida, hay que destacar, por ejemplo, su poder para mejorar la digestión. Pero también su gran capacidad para luchar contra el estrés, y su poder para fortalecer los huesos o limitar los efectos de la diabetes.

Un estudio realizado en Japón señala que ingerir té oolong aumenta de forma aguda el gasto de energía y estimula la oxidación de grasas. También concluye que su consumo regular aumenta la oxidación de grasas durante el sueño, lo que puede tener relevancia clínica para controlar el peso corporal y el metabolismo de la glucosa. Varias líneas de evidencia sugieren que la capacidad de un individuo para oxidar la grasa de la dieta es un determinante metabólico del futuro aumento de peso.

Otra investigación llevada a cabo en China asegura que esta bebida tiene beneficios en la salud científicamente comprobados y se sabe que ejerce un efecto protector sobre el hígado, los intestinos y el estómago. La lesión hepática es una afección potencialmente mortal que generalmente es causada por el consumo excesivo de alcohol, una dieta inadecuada y un estilo de vida estresante, e incluso puede convertirse en cáncer de hígado.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias